Blog

Alcalde, el Gobernador tiene la Llave

Por: Ricardo Mejia Cano

Hace unos días me tomé unos aguardientes a la salud del Gobernador; brindé con regocijo por su idea de vender la FLA. ¡Qué le vamos a hacer! Con frecuencia unos tragos nos afinan la visión. Así entendí que el Gobernador tiene la llave.

Hasta finales de los 80s, el crecimiento de muchas empresas de servicios estatales, incluidas las EPM, fue en parte posible gracias a los aportes del sector privado. Infortunadamente algunos artículos de la ley de servicios públicos, de 1994, politizaron la manera de elegir las Juntas Directivas de dichas empresas y agudizaron el rompimiento entre el sector público y privado, proceso que ya se había iniciado en los 70s, cuando la Anapo tomó control de muchas Asambleas y Concejos. Mientras tanto en el resto del mundo se acentuaba la colaboración.

A finales de los 80s, la compañía privada Florida Power & Light, ganadora en el 2003 del premio Edison, el más importante del sector eléctrico de EE.UU., y primera compañía americana en ganar el premio Deming de Calidad Total, fue contratada por la ciudad de Ft. Lauderdale para que le ayudara a introducir un programa de Calidad Total en los procesos administrativos del municipio. En 1990 Bill Clinton, entonces Gobernador de Arkansas, lanzó el programa de Calidad Total en los procesos administrativos del estado, con la ayuda de un comité ejecutivo “prestado” por el sector privado. Luego como presidente consolidaría la colaboración estado-empresas. En Antioquia ya se practicaban esquemas semejantes, pero lo bueno no dura: en 1958, el Dr. Darío Múnera Arango, quien en esa época ya era funcionario de Coltabaco, fue “prestado” para que se desempeñara como Gobernador, en la transición de la dictadura a la democracia.

El Dr. Juan Felipe Gaviria, con su amplia experiencia empresarial, sabe que con el tiempo y el crecimiento, las empresas se burocratizan y vuelven lentas. Cuando Jack Welch asumió como Presidente de General Electric en 1981, se propuso “suprimir los miles de malos hábitos que se habían acumulado con los años”. Cuando se retiró 20 años después, había eliminado los miles de áticos, armarios, silos y procesos que impedían alcanzar mejoras en productividad y eficiencia. GE continúa como una de las compañías más admiradas del mundo. Las EPM, y muchas empresas del estado, se beneficiarían de un cambio radical en sus procesos administrativos. Les urge mejorar sus sistemas administrativos, su informática, mejorar en costos, calidad y servicio al cliente. Programas en cuya implementación podría colaborar el sector privado, pero que difícilmente tendrían éxito, si los gerentes cambian cada cuatro años o menos. Peor aun, si dependen de las ambiciones políticas del mandatario de turno.

Ante la oposición de los medellinenses a la participación del sector privado en las EPM, que permitiría blindarla de la politiquería, debemos buscar otras alternativas. La participación de EPM en UNE, EADE, EDATEL y Aguas de Urabá, la han convertido en una empresa con vocación departamental. Una capitalización de las EPM por parte del Departamento, con los dineros de la venta de la FLA, no sería mal vista por los antioqueños, y podría motivar la firma de un acuerdo de accionistas, o una declaración de EPM como accionista mayoritario, como lo hizo la ETB, en que se fijaran normas para la elección del presidente ejecutivo y para la selección de los miembros de Junta, democratizando y profesionalizando su conformación. Se eliminaría el peligro de que los próximos mandatarios locales caigan en la tentación de convertir a las EPM en un feudo político. Hace mucho no teníamos mandatario municipal y departamental con visión de futuro y con buena comunicación entre sí. Podrían hacer historia en el futuro de EPM.

Alcalde Fajardo, usted necesita con urgencia la llave de la puerta blindada que protejería las EPM de la politiquería. El gobernador Gaviria la tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co