Blog

Apreciado Fico

Por: Ricardo Mejía Cano

Con su carisma y compromiso por la ciudad usted se ganó el cariño de toda Colombia y la confianza del presidente Duque. Además, y no menos importante, gracias a su gestión y el compromiso de la ciudad con la innovación y la tecnología, el Foro Económico Mundial nos designó como centro de formación para la Cuarta Revolución Industrial (CRI) para toda la región. Si queremos tener éxito en este compromiso es urgente proceder con una reforma de la educación primaria y secundaria.

Aprovechando sus buenas relaciones con el presidente podría pedirle  autorización para montar en Medellín un plan piloto en educación: que el Ministerio de Educación le delegue al municipio toda la responsabilidad de la formación primaria y secundaria y le asigne el presupuesto que le corresponde.

El piloto consistiría en separar la secundaria en dos fases: Bachillerato Básico de tres años más tres años de Bachillerato Especializado, en que los jóvenes podrían escoger entre: a) Bachillerato Clásico, b) Bachillerato Técnico y c) Bachillerato Naranja (Este último para la formación en artes, apoyando el programa del presidente Duque).

Este currículo permitirá a los jóvenes dominar algún arte u oficio y emplearse fácilmente.

Pero el éxito de cualquier reforma educativa en Colombia dependerá de la formación y capacidad pedagógica de los maestros. Para tal fin estos deberán cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Mas que transmitir conocimientos deberán enseñar a sus alumnos que el aprendizaje será una actividad de por vida y a desarrollar actitudes positivas hacia el cambio y los retos que enfrentamos como país.
  2. Impartir a los alumnos una formación por proyectos, en que se vean obligados a trabajar en grupo y en la solución de problemas de la vida real.
  3. Todos los profesores deberán participar en grupos de estudio para mejorar su formación y conocimiento del entorno, adaptar sus enseñanzas a las necesidades locales y a impartir una formación crítica y global. Enseñar a pensar globalmente y actuar localmente.
  4. Establecer un plan de evaluación para que los mejores profesores puedan, cada 3 o 5 años, hacer un semestre sabático en el extranjero. No en Venezuela ni en Nicaragua, cómo seguramente querrá tanto mamerto que anda por ahí suelto, sino en Alemania, Finlandia, Japón, China y aquellos países cuyos resultados en las pruebas PISA se encuentren entre los 10 primeros. Dichos profesores serán el referente para cambios adicionales que deberemos dar.
  5. Elaborar un plan de intercambio para que profesores de los países mencionados vengan a enseñar en nuestros colegios públicos por espacio de un semestre o un año. Esto facilitará que nuestros profesores y estudiantes se preparen para pasar de los últimos lugares en las pruebas PISA a una posición mas gratificante.

Estos son los pasos que adoptaron hace 50 años países como Singapur, Corea del Sur, Hong Kong, China, etc.

No es posible que Medellin tenga éxito como centro de formación para la CRI, mientras nuestros bachilleres son los últimos en las pruebas PISA. Bachilleres con baja comprensión en lectura y conocimientos insuficientes en matemáticas y ciencias no podrán de ninguna manera enfrentar los retos de la CRI.

Fico, sólo nos quedan 8 meses, pero aliado con los empresarios y académicos locales podríamos convencer al gobierno que nos deje hacer el piloto y establecer programas agresivos como el descrito, de tal manera que en 5 años seamos el referente en la región para enfrentar la CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL.

One thought on “Apreciado Fico

  1. Felicitaciones. Gran reflexión. Considero que lo fundamental para llevar a cabo esta propuesta es contar con maestros íntegros, trasparentes y con visión; que reúnan una serie de comportamientos en las habilidades del Ser , el Hacer y el Conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co