Blog

Cambalache en la Democracia

Por: Ricardo Mejia Cano.

Los gobiernos, según la cultura occidental, deben promover “la Libertad y la felicidad de la población. El individuo es el centro del universo”. En la cultura china es tener “una sociedad en paz y prospera, con orden”.

En las democracias occidentales, con la defensa a ultranza de la libertad de expresión, muchos periodistas y columnistas se convirtieron en jueces y designan culpables y decretan penas, antes que el sistema judicial conozca del caso. El sainete en el congreso norteamericano en días recientes, también prueba que el sistema democrático, como se practica hoy en día, esta siendo incapaz de promover la felicidad de los norteamericanos. ¿Puede existir felicidad en un país con 40 millones de ciudadanos sin ninguna cobertura en salud?

En aras de la representatividad en los órganos legislativos, nombramos hace años a un lustrabotas al Concejo de Bogotá. Por su desfachatez fue destituido. Con dificultad logró luego montar una de venta de empanadas. La democracia la convertimos en un circo, donde la preparación no tiene ningún valor. Siento gran respeto por los lustrabotas y vendedores de empanadas, pero la manera de mejorar su calidad de vida no es llevándolos a los órganos de gobierno. La democracia, como la estamos practicando, nos está sumiendo en el atraso absoluto: las minoría étnicas, o cualquier grupo de “peludos”, pueden parar la construcción de una carretera, que beneficiaría a la mayoría de la población. Aun falta lo mejor: de las plantaciones de coca y los fusiles al congreso. Daremos representatividad a los traficantes de droga. Nada es nuevo, antes tuvimos a Pablo Escobar.

El mundo esta de plácemes porque se han logrado enormes reducciones de la pobreza y la clase media esta creciendo. Curiosamente el 80% de esos avances son gracias a la China.

¿Cómo lo ha logrado? El Partido Comunista Chino (PCC) tiene un Comité de Selección: recluta en las universidades a los jóvenes más destacados y con vocación de servicio y les hacen un plan de carrera. Pareciera que copiaron el sistema de Procter & Gamble, de General Electric o de las compañías del Grupo Empresarial Antioqueño: a la cúpula no llegan sino quienes se destacan y prueban más de 30 años de logros. El máximo organismo del PCC esta compuesto por 25 miembros: todos tienen un título profesional y la gran mayoría tienen doctorados en Economía, Ingeniería, Matemáticas, Leyes, más una historia de ejecutorias impresionante.

En las actuales democracias, en las que supuestamente el pueblo se puede manifestar y cambiar a sus representantes, la aprobación del Gobierno y del Congreso esta por debajo del 40% y sin embargo se hacen reelegir. En la China, con un gobierno autocrático, la aprobación supera el 80% y cuando hay manifestaciones de protesta, salen con pancartas: “Larga vida para el Partido Comunista Chino”.

Pero sigamos disfrutando del cambalache democrático: “es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio… ¡Nada es mejor! Lo mismo un burro que un gran profesor… es lo mismo el que labura noche y día como un buey, que el que vive de los otros, que el que mata, que el que cura o está fuera de la ley…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co