Blog

Contradicción

Ricardo Mejia Cano

El objetivo de las FARC es acabar con las desigualdades sociales, políticas y económicas. Su balance no podría ser más desolador. Al perder sus ideales y financiarse por medio del secuestro, la extorsión y el narcotráfico, no han hecho más que sembrar pobreza, desigualdades y deterioro político.

Microsoft, símbolo del capitalismo, con la masificación de los programas de computador, ha facilitado a los más pobres el acceso al conocimiento y a la investigación, posibilitando su ascenso social y económico. Sus programas han permitido a la sociedad exigir a los gobiernos sistemas más transparentes, facilitando a los ciudadanos una mejor veeduría, y por ende un control más efectivo a la corrupción.

Que ironía, los primeros se establecieron para promover la igualdad y la justicia, y en la práctica son los adalides de la inequidad y la injusticia. El segundo se estableció para universalizar el uso del computador, con todas sus ventajas, y por supuesto ganar dinero, y en la práctica ha generado mejores oportunidades a millones de desposeídos.

Carlos Slim con sus compañías de telefonía celular, en su justo deseo de ganar dinero y en medio de una competencia feroz, ha logrado lo que  nuestros gobiernos nunca hubieran conseguido: comunicar a los más pobres, integrarlos a la sociedad. Las Farc se aprovechan de la telefonía celular y vuelan las torres para aislar a quienes por primera vez se empiezan a comunicar.

Milton Friedman sostenía: “Pocas prácticas podrían hacer más daño a una sociedad libre, como la aceptación por parte de los ejecutivos de las empresas de que tienen una responsabilidad social diferente a la de hacer tanto dinero como sea posible para sus accionistas”. En otras palabras, nada de Responsabilidad Social Empresarial. Sin embargo Friedman ha muerto y el mundo sigue en evolución.

En medio de la crisis financiera más grave de los últimos 80 años, el capitalismo podría perfilarse como el sistema más equitativo de los que hasta ahora conocemos.  Bill Gates lleva algo más de una año predicando su idea del “Capitalismo Creativo: Sin perder su objetivo principal de hacer utilidades, con innovación y creatividad, las empresas pueden y deben descubrir nuevas maneras de resolver los problemas de los mil millones de personas más pobres de la humanidad, que no tienen agua potable, acceso a la medicina, a educación, ni a los nutrientes y calorías mínimos para desarrollarse saludablemente.”

En medio de la contradicción del ser humano, dos de sus principales características son el interés personal y necesidad de ayudar a otros. Según Gates, aprovechando estas facetas del individuo, el capitalismo -y sus empresas- puede generar dinero y resolver inequidades. La experiencia de Microsoft, de los celulares, y tantas enumeradas por  Prahalad   en su libro la “Fortuna en la Base de la Pirámide”, prueban que la teoría de Milton debe ser revaluada.

Mientras el secretariado de las Farc se reúne para ver como destruir, Gates, Bono, Shakira, Prahalad y muchos otros líderes empresariales se están juntando para construir en beneficio de los de la Base de la Pirámide.

Piedad está intima del Mono y de Alfonso (¡Así los llamará!). Les debería recordar que los más necesitados en Colombia estarían mucho mejor si tuvieran acceso a Windows y a Internet, y pudieran disfrutar sin contratiempos la telefonía celular, en lugar sufrir los fusiles, los secuestros y las bombas de las FARC. Recordarles que para amasar su ilegal riqueza, han sembrado miseria y destrucción, mientras gente como Gates y Slim, con su enorme patrimonio, ganado “mucho más” (Doy gusto a sus críticos) honestamente, han cosechado fortunas para los más necesitados.

¡Que Contradicción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co