Blog

De Animales a Dioses

Por: Ricardo Mejía Cano

Trece mil quinientos millones de años atrás se produjo una gran explosión. No sabemos qué explotó ni por qué, pero aparecieron materia, energía, espacio y tiempo, los principales elementos de la física. Como fruto de la convivencia o en medio de una desgarradora connivencia (no se sabe a ciencia cierta cuál primó de las dos), en los siguientes 300.000 años materia y energía se fusionaron y crearon el átomo.

Los científicos aún no pueden precisar cuántos miles de años se tomaron los átomos para pasar de la individualidad a la promiscuidad. Pero sí saben que como resultado de ese intercurso atómico nació la molécula. El universo se convirtió en un laboratorio químico de tamaño inimaginable, donde luego de millones de combinaciones y de milenios, aparecieron estrellas, planetas y galaxias.

En lo que nosotros llamamos tierra, hace 3.800 millones de años las moléculas empezaron a mezclarse entre sí, dando origen a complejos organismos. Nuestro planeta se convirtió en un laboratorio de biología. Seguramente lo mismo ocurrió o está ocurriendo en muchos otros lugares del universo, pero aún no se tiene confirmación científica.

El libro “De Animales a Dioses”, de Yuval Harari, es un apasionante relato de nuestros orígenes y de lo que nos podría esperar en el futuro. Si bien engancha rápidamente al lector, está plagado de aseveraciones polémicas y contradictorias, como insistir que el hombre hace 20.000 años, sobreviviendo de la caza y de lo que podía tomar de la naturaleza, tenía una calidad de vida muy superior a la que tenemos actualmente.

La evolución del primer microorganismo al complejo entramado de miles de especies que habitan la tierra, se dio dentro de las leyes de la biología. Harari cita a Darwin, para quien la evolución se dio sin la participación específica de una inteligencia superior: La Jirafa fue alargando su cuello en la medida que necesitaba coger la hojas de los árboles para alimentarse. Así todas las especies, incluida la nuestra, llegamos a lo que somos, por una selección natural.

Pero hoy, se lamenta Harari, miles de laboratorios alrededor del mundo están experimentando cómo rediseñar la vida. No hay tiempo para la selección natural. Con el dominio que hoy se tiene de la ingeniería genética, lo que describe Aldous Huxley en su obra “Un Mundo Feliz”, podría muy pronto ser una realidad.

En marzo de este año se reunieron en Los Ángeles, en la mansión del productor de TV de 94 años, Norman Lear, una multitud de cacaos norteamericanos. El propósito: promover en la comunidad científica mayores esfuerzos para alargar la expectativa de vida, para lo cual la Academia Norteamericana de Medicina destinó un fondo de US$ 25 millones.

La novia de Sergey Brin, el cofundador de Google, mencionó a los asistentes que él, también presente, estaba sorprendido porque Harari, en su libro “Homo Deus”, afirmaba que muy seguramente los dos fundadores de Google morirían antes de que la ciencia encontrase la fórmula para la vida eterna. California Life Company, Calico, es una compañía de Google, dedicada a investigar cómo prolongar la vida. Al caer todas las miradas en Brin, este simplemente dijo: “No estoy pensando morir”. En ese momento alguien preguntó a los asistentes: alcen la mano quienes quieran vivir saludablemente 200 años. ¡Todos alzaron la mano!

Una y otra vez el hombre ha probado que el dominio de nuevos conocimientos nos ha permitido sobrepasar las más difíciles coyunturas. ¿Pero es la muerte una coyuntura que debemos resolver, para sentirnos como dioses? Cada que un hombre se ha creído dios, la humanidad ha sufrido un retroceso. ¿Qué tal que todos nos sintiéramos dioses?

Nota: Según Harari, lo que diferenció al Homo Sapiens fue su capacidad de crear historias que nos agrupaban alrededor de un cuento. La historia de su vida, como la contó Juan José Hoyos en su discurso por el premio Simón Bolívar, prueba que es mejor buscar la eternidad a través de la literatura. ¡Felicitaciones a JJH! .

One thought on “De Animales a Dioses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co