Blog

De Emergencia a Emergente

Por: Ricardo Mejia Cano

Más de cincuenta años en guerra lo ratifican: hemos nacido, crecido y mal convivido en emergencia. Para salir de la emergencia y convertirnos en país emergente, debemos emerger del provincialismo y el encierro, abrir la mente al exterior y convencer al mundo que sí estamos cambiando.

¡Ah, los asiáticos! ¿Cómo lo hicieron? Narayana Murthy es el Presidente de la Junta Directiva y Jefe Mentor de Infosys, una máquina de hacer dinero que se inventaron siete Hindús hace 25 años, en el sector informático, hoy con facturación anual superior a los US $ 2.000 millones y operaciones desde Australia hasta EE.UU. La función de Narayana consiste en transformar a la alta gerencia en un equipo con visión global, interactuar con líderes mundiales con el fin de consolidar el posicionamiento internacional de Infosys, mantener contacto con diferentes instituciones para reafirmar la responsabilidad social de la compañía, y es responsable de todos los temas de la Junta Directiva. El día a día, la planeación, los clientes, operaciones, etc., son responsabilidad del Presidente y del Vicepresidente Ejecutivo.

Definir estrategias, inversiones en tecnología, estudiar fusiones, minimizar riesgos, evaluar la competencia, preparar al futuro equipo directivo, etc, son actividades que toda empresa debe enfrentar y cuya responsabilidad última recae en la junta directiva. Andy Groove, hasta hace pocos años Presidente de la Junta de Intel (¿Tiene su computador “Intel Inside”?) y gurú en Gobierno Corporativo dice sobre las Juntas: “Su función es garantizar el éxito de la compañía en el largo plazo, mucho más allá que el periodo del presidente, sin importar los cambios del mercado, ni los ciclos de los productos. La junta es el giroscopio de la empresa, que le facilita navegar hacia la meta, no importa como esté el tiempo”.

Seguramente la compañía donde usted trabaja no tiene un Presidente de Junta y Jefe Mentor con las funciones de Murthy, pero muchos dirigentes del sector privado ya tienen inquietudes al respecto. Lo grave está en el sector público.

¿Pueden las empresas del estado o las de servicios públicos cumplir con los anteriores principios, cuando sus directores y gerentes difícilmente permanecen más de tres años? Un miembro de Junta se toma por lo menos un año para entender la compañía y otro para estar en condiciones de hacer sugerencias estratégicas.

La actual administración de EPM tuvo que correr a contratar una firma para diseñar una estrategia para el sector de comunicaciones. No se extrañe. La nueva junta y la gerencia asumieron en el momento de mayor riesgo para el sector y la junta anterior había estado muy ocupada en “La Danza de las Vajillas”. No tuvieron tiempo para dejar planes confiables al respecto. Más grave: no existe garantía que la futura administración municipal ratifique la actual junta y al gerente, y tampoco que continúen con la misma estrategia. Y la peor estrategia es la que no tiene continuidad.

En 1955 el banquero Albert Waterstone manifestó a la Junta de las Empresas Publicas Municipales (Predecesora de las EPM) su temor en financiar la expansión eléctrica de la ciudad, por los riesgos de politización de la junta. Sólo con autonomía plena de la Empresa de Energía del municipio financiaría los nuevos proyectos.

Le hicieron caso. Por muchos años la Junta Directiva de EPM estuvo compuesta por el Alcalde o su delegado, dos representantes del consejo de diferente filiación política y cuatro miembros nombrados por el Alcalde de listas enviadas por el Banco de la Republica, otra por los comerciantes, otra por los bancos comerciales y otra por la ANDI. Así crecieron las EPM, con gerentes que duraban 10 o más años y juntas estables conocedoras del negocio.

¿Qué se puede esperar de las empresas de servicios de la costa, de Emcali, de Empresas Varias de Medellín, etc.? Nadie vendrá a invertir aquí si le ofrecemos servicios públicos costosos e ineficientes y no le recogemos la basura. El cierre de la antigua Telecom, inevitable ante el desmadre de administración tras administración, puede repetirse aun en otras empresas del estado. Si queremos emerger y convencer al mundo que estamos cambiando, debemos resolver este problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co