Blog

Del “Intermar” al “Intermonte”

Por: Ricardo Mejia Cano

Gades (Cádiz) fundada por los fenicios hace 3000 años, me recuerda el valor del Mediterráneo, con su carga cultural, en el desarrollo de la civilización occidental. La mezcla de las culturas fenicias, egipcias, griegas, romanas, etc., sentó las bases de nuestra cultura. Los paquetes de información no viajaban en banda ancha; navegaban en pintorescos barcos de vela. Somos ingenuos al pensar que la revolución en la historia del conocimiento es el Internet. El “Intermar”, esa sopa de letras y conocimiento que es el Mediterráneo, posiblemente aportó más a la cultura de la época que lo que ahora hace la famosa red.

La importancia del Internet en la difusión del conocimiento es innegable. Desarrollos como el telégrafo, el teléfono o la luz eléctrica, fueron igualmente revolucionarios en cuanto a la promoción del conocimiento. Cada uno ha contribuido a polinizar culturas y al desarrollo del ser humano.

Caminando por las calles de Cádiz respiro las culturas de los antiguos fenicios, griegos y romanos, quienes por muchos años llamaron casa a estos territorios. Hoy son alemanes, franceses, japoneses, norteamericanos, etc., quienes recorren sus calles. Ellos han acelerado la transformación cultural y económica de España. Desde que se acabó el “Apartheid” a que fue sometida España durante la dictadura de Franco, el permanente flujo de extranjeros, con su riqueza cultural, ha influido positivamente en su renacimiento, como lo hicieron el Rey Juan Carlos, Adolfo Suárez y Felipe González en la época de la transición.

¿Pero cómo acabar el “Apartheid” colombiano y particularmente el antioqueño? Nuestro alejamiento de las corrientes culturales mundiales ha retrasado nuestro desarrollo ¿Cómo inyectar diversidad a una ciudad que con sus 2 millones de habitantes, se caracteriza por lo contrario? El arte, en todas sus formas, es un buen promotor de la diversidad. Sin embargo, no hubo lágrimas cuando se acabó la orquesta sinfónica. Peor aun, todas las obras y artistas que participan en las diferentes exposiciones pictóricas de la ciudad, son seleccionadas por el mismo curador ¿Es eso diversidad?

Bel Canto, restaurante al frente del Museo Reina Sofía en Madrid, invita a soñar mientras se come. Sus camareras y camareros son cantantes profesionales de opera, provenientes de Ucrania, Cuba, México, Colombia, etc., quienes haciendo pausa en el servicio, amenizan la comida con arias de Bizet, Zarzuelas madrileñas o Boleros de Lara. Son muchos los ejemplos que confirman la “multiculturalidad” que está transformando este país.

El éxito empresarial esta cada vez más ligado a la capacidad de innovar, de crear modelos nuevos de producción y desarrollo de nuevos productos. Para ello es necesario entender el mundo. En los últimos 40 años las empresas norteamericanas han invertido recursos y energía en programas de diversidad. Además de una cultura, es una estrategia empresarial. La diversidad se ha convertido en un índice de gestión empresarial. En EE.UU. se acaba de lanzar la revista Diversity Inc. En reciente estudio de la Asociación de Ciudades Americanas (National Urban League) sobre diversidad en las empresas, se encontró que la productividad de las compañías con mejores prácticas de diversidad, superaba en un 18% la productividad promedio de las empresas.

Según Darwin, la diversidad es condición necesaria para la correcta evolución de las especies. El futuro nuestro depende de cómo moldeamos el presente. No sólo necesitamos más Internet, también mayor contacto y presencia física de otras culturas, necesitamos el “Intermonte”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co