Blog

Empeñados en hacerlo mal

Por: Ricardo Mejía Cano

No debe quedar la más mínima duda, no hubo consenso: seis votaron a favor y tres en contra. Según Semana: “El Gobierno se impuso y logró que el ex ministro de Hacienda tomara las riendas de la empresa más grande de Colombia.”

El país ha observado como en muchos medios de comunicación, gremios y empresas del estado se han presentado cambios acelerados y sin mayores explicaciones en la dirección, para luego aprender que el gobierno de alguna manera estuvo detrás.

Muchos dirigentes de la coalición de gobierno dirán: para eso es el poder!!! Pero no tiene mucho sentido que un Presidente que creó la Alta Consejería para el Buen Gobierno se convierta en el referente del desgobierno violentando un principio elemental: la junta directiva, en su sabiduría y buen juicio, debe nombrar el Presidente Ejecutivo sin presiones.

De todas las obligaciones de una junta, la más importante es nombrar al presidente ejecutivo. Además las normas de buen gobierno recomiendan que una junta busque siempre el consenso, en especial al nombrar presidente. En la empresa más importante del país se nombró presidente con el 33% de la junta en contra!!!!

Las dificultades actuales de Ecopetrol no se deben a su Presidente saliente, fueron cambios en el mercado que modificaron las perspectivas de toda la industria del petróleo en el mundo. Ante esa nueva situación, es comprensible que la junta quisiera un nuevo presidente para trazar un nuevo rumbo a la empresa, pero de ninguna manera había pérdida de confianza en Gutiérrez. La junta habría podido seguir buscando un candidato acogido por todos y dejar mientras tanto al Dr. Javier. La aplanadora del gobierno presionando asfixia.

Las juntas de las empresas más importantes del país han aprendido que su principal función es preparar sucesores. Un caso modelo fue el del Éxito: en el 2008 vincularon a Carlos Mario Giraldo como Presidente Operativo, con el fin de prepararlo para la Presidencia Ejecutiva, cargo que asumió en el 2013.

El empalme del ex ministro Echeverri con Gutiérrez será hasta el 6 de abril, menos de un mes. Hace 20 años creíamos que un empalme de 1 a 20 días era más que suficiente.

Para McKinsey, una de las consultoras mas respetadas y admiradas del mundo, “el tiempo entre ser designado presidente y asumir el cargo es uno de los más importantes”. Le permite al entrante, sin las afujías del cargo ya que el saliente sigue ejerciendo, tener tiempo para conocer a sus futuros subalternos, las tecnologías de la compañía, proveedores, clientes importantes y pensar si se requiere una nueva estrategia o modificaciones a la actual.

Entrevistados varios Presidentes de grandes compañías internacionales, afirmaron que el tiempo más valioso fue el del empalme de varios meses, que les permitió conocer detalles que de otra manera nunca habrían podido percibir. Cuando Tom Falk fue considerado para la Presidencia de Kimberly Clark, la junta directiva le creó el cargo de Presidente Operativo en 1999, lo que le permitió hacer un empalme sin angustias. En el 2002 recibió de su antecesor el cargo y hoy sigue al mando.

Se acaba de retirar del Metro de Medellín el Dr. Ramiro Márquez ¿De nuevo la aplanadora?. Bajo su mando el Metro se convirtió en el referente de los Sistemas de Transporte Masivo del país; la ciudad le debe un agradecimiento. El empalme con la Dra. Restrepo fue de sólo 8 días.

¿Porqué si las cosas se pueden hacer bien, muchos de nuestros gobiernos se empeñan en hacerlo mal?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co