Blog

Esmerilaron la Urna

Por: Ricardo Mejía Cano

En la apertura del XVI Congreso de Publicidad en Cartagena, que tuvo lugar en octubre del 2010, el presidente Santos, recién posesionado, lanzó con bombos y platillos uno de sus programas bandera: cualquier colombiano podría comunicarse con la “Urna de Cristal” por medio de las redes sociales, el celular, por correo electrónico, etc., para comentar, criticar o denunciar lo que ocurriese durante su Gobierno.

“Vamos a gobernar con transparencia y a la vista de todos. Queremos una democracia deliberante, vibrante, no sólo de elecciones sino de todos los días”, dijo Santos.

Uno de los mayores valores de la democracia y requisito para la transparencia es la independencia de los tres poderes. Sólo así se tiene el equilibrio y los contrapesos necesarios para que ninguno se exceda en sus funciones.

En un reciente estudio de Fenalco, titulado “Defensa de la Empresa Privada: Riesgos y Amenazas para el Libre Mercado”, se muestra cómo ha sido la elección de los últimos 9 magistrados de la Corte Constitucional. Cuatro de los nueve ocupaban cargos en el gobierno. Cristina Pardo Schlesinger Diana Fajardo Rivera, son los casos más aberrantes: fueron elegidas luego de ocupar el cargo de Secretaria Jurídica de la Presidencia por 6 años la primera y de Directora de la Agencia Jurídica de Defensa del Estado por 4 años la segunda. ¿Son independientes estos 4 magistrados, luego de haber trabajado varios años con el Ejecutivo?

Aunque el debate en los medios con relación a la elección de las mencionadas magistradas fue muy amplio, no pude encontrar en página web de la Urna de Cristal ninguna referencia al respecto.

El triunfo del NO en el Plebiscito fue la manifestación clara de la insatisfacción del pueblo con los términos del acuerdo de paz. Sin embargo, en la Urna de Cristal tampoco encontré referencia a estas inquietudes.

Una vez conocido el resultado del plebiscito, voceros del Gobierno reconocieron que quedaban impedidos para introducir reformas vía “Fast Track”. ¿Se puede hablar de transparencia, cuando el Gobierno de manera turbia impuso finalmente el Fast Track?

En el 2014 el presidente Santos sacó en la primera vuelta un millón de votos en el Caribe. En la segunda sacó dos millones. ¿Se debió a una sintonización de los costeños con sus ideas? No parece.

Bernardo Elías y Musa Besaile, “Los Ñoños”, fueron los senadores que más cupos indicativos recibieron de Santos para invertir en su región. La plata la invirtieron bien: consiguieron más de 300.000 votos para la reelección en la segunda vuelta. Invitados permanentes a manteles en la Casa de Nariño durante estos 7 años, hoy deben extrañar al Chef de Palacio. Ambos en la cárcel, tendrán que defenderse de graves demandas en su contra. Parece que ningún colombiano ha escrito a la Urna con inquietudes sobre los Ñoños, al menos no hay ninguna referencia.

El debate en todos los medios sobre la manera como se eligieron los magistrados para la Jurisdicción Especial para la Paz, es prueba de la preocupación que existe en gran parte de la sociedad sobre la independencia que tendrá dicho tribunal. Pero según la Urna ningún colombiano tiene inquietudes al respecto.

En el Congreso de Publicidad del 2010 Santos fue enfático en afirmar que su gobierno privilegiaría la voz del pueblo y para tal fin lanzaba la Urna. Lo que no nos dijo fue que esmerilaría el cristal, para que nadie viera la podredumbre que promovería por dentro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co