Blog

¡A formar los futuros dirigentes!

Por: Ricardo Mejía Cano

“Churchill decía que se puede cambiar de partido por cuestiones de principios, pero no de principios por cuestiones de partido”. Esta fue parte de la respuesta de Iván Duque a una pregunta de Vargas Lleras en el debate de Barranquilla.

La carrera de muchos de nuestros políticos va en contravía con la enseñanza de Churchill. Roy Barreras inició su carrera en las juventudes galanistas en Cali. Luego se presentó como liberal independiente al consejo. No quedó. Pasado un tiempo se presentó con Alternativa Liberal Popular a la Cámara de Representantes. Sacó una suplencia. Luego lanzó su candidatura a la gobernación del Valle con el aval de Cambio Radical. No ganó, así que se lanzó de nuevo a la Cámara como liberal independiente y apoyando la campaña de Nohemí Presidente en el 2002. De nuevo fracasó. En el 2006 volvió a probar suerte con Cambio Radical y fue elegido al congreso. Se convirtió en escudero de Álvaro Uribe y en el 2009 se pasó al partido de la U. Elegido Santos, el olor a mermelada de frambuesa intoxicó Barreras y se convirtió en defensor del actual gobierno.

A primera vista Barreras parece un “bacán”, dicharachero, buen conversador, poeta, sagaz, etc., pero al mismo tiempo es un buen representante de la tragedia colombiana: políticos oportunistas, detrás del voto, no de los principios.

Para Xi Jinping llegar a la presidencia de la China tuvo que desempeñar 16 diferentes cargos. Empezó con cargos ejecutivos en pequeñas provincias, ascendió a Secretario del Partido en Shanghái, a Vicepresidente y finalmente a Presidente. Además de ser Ingeniero Químico tiene un Doctorado en Leyes.

El partido comunista chino busca sus futuros líderes entre los mejores estudiantes de las universidades.  Una vez estos ingresan al partido, se les hace un plan carrera y según los resultados en cada cargo, se promueven a posiciones de mayor rango.  Los 20 miembros del Politburó, todos con Master o Doctorado, se deben retirar a los 68 años, con el fin de facilitar la renovación. Ver http://sdj.com.co/cambalache-la-democracia/

Para compañías como Procter & Gamble la gente es la principal ventaja competitiva. Por eso en el proceso de selección miden carácter, liderazgo y aptitudes de los aspirantes y analizan su capacidad de generar confianza, integridad, pasión y no menos importante, compromiso por una sociedad mejor. Con procesos de evaluación rigurosos van programando la carrera de los futuros líderes. Como el partido comunista chino, ya saben quienes manejarán la compañía dentro de 10 y 20 años. Ver http://sdj.com.co/el-futuro-no-es-un-regalo/

Seguramente en el proceso de formación de los lideres del partido comunista chino hay muchos “colados” que ascienden vía mermelada, trampas y corrupción. Sin embargo se convirtió en un caso de estudio, por la manera como seleccionan y preparan desde muy temprana edad a sus futuros lideres y por la capacidad ejecutiva del partido.  No pude encontrar en la Web ningún caso en que se analice la carrera de Roy Barreras como de grandes ejecutorias y de ejemplo a seguir. Y desafortunadamente miles de políticos colombianos se asemejan a Barreras.

Igualmente P & G  es un caso de estudio por la obsesión que tiene por formar talento. Salvo algunas excepciones, nuestros dirigentes empresariales no han entendido la importancia de descubrir y promover los mejores talentos.

Si los directorios de los partidos políticos y las juntas directivas de las empresas no debaten un par de veces al año sobre el semillero de futuros líderes, querría decir que sólo les interesa su mandato y poco el futuro de la organización. ¡Lamentable!

Nota: El único candidato que representa una renovación es Iván Duque, es hora de que los otros den paso a las nuevas generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co