Blog

¿Fusionar Coltejer y Fabricato?

Por: Ricardo Mejia Cano

El doctor Hommes ha planteado nuevamente el debate sobre la fusión de Coltejer y Fabricato. Igual propuesta hizo la consultora Gerzi, contratada por Coltejer, Fabricato y Tejicóndor en 1995 y en su momento rechazada por las textileras.

Existen otras alternativas. En 1998 sugerí al doctor Jorge Restrepo, presidente de Fabricato, comercializar conjuntamente los índigos, para mejorar las eficiencias de producción. Le propuse especializar las compañías, una en telas pesadas, otra en telas livianas, reduciendo cambios en las líneas de engomado, hilatura y tejeduría, sin los inconvenientes de una fusión: los problemas financieros, de jubilados, administrativos, etc., se manejarían independientemente. Nuestra producción promedio de tela era 30 metros por persona día, mientras el estándar internacional era de 150 metros. Las reestructuraciones de ambas compañías les permitieron en el 2002 superar los 70 metros persona día. Con la comercialización conjunta habrían podido mejorar aún más.

Los ahorros en disminución de inventarios, transporte y gastos de venta a nivel local e internacional, unidos a una mayor estabilidad de precios, eran razones más que válidas para profundizar en la comercialización conjunta. El doctor Restrepo no lo consideró oportuno. Posteriormente le hice igual propuesta al doctor Rodrigo Velásquez, quien reemplazó del doctor Restrepo. Al doctor Velásquez le gustó la idea, pero los accionistas de Fabricato, en su mayoría los mismos de Tejicóndor, consideraron más conveniente fusionar estas dos compañías.

Los profesores Nalebuff y Brandenburger, de Yale y Harvard, ya habían desarrollado en 1996 su teoría sobre el delicado balance entre colaboración y competición, expuesto en su libro “Co-opetition”. El concepto tampoco era nuevo: en 1950 la industria textil se unió para crear Diagonal, central de compras para el algodón, sin cuyo concurso difícilmente tendríamos la industria textil actual.

Otra alternativa interesante es el modelo de Team, novedoso enroque de sociedades de varios aceiteros, constituida en 1999, que les ha permitido comercializar conjuntamente sus productos, manteniendo las empresas de producción separadas.

El doctor Hommes se refiere a otros temas de no menor interés: la importancia de comercializar productos de moda y lotes pequeños de producción, nuestra cercanía al mercado americano con relación a la China y el desplazamiento de la producción a los países con menores salarios. Los dos primeros puntos los está orientando con éxito Inexmoda: las ferias Colombiatex y Colombiamoda han enseñado a los industriales que sin innovación, no hay futuro.

La China, Haití, Ceilán, etc., están ganando participación en la torta de confección mundial gracias a sus bajos salarios, y aunque nosotros tenemos mejor calidad, esos países están aprendiendo rápidamente. En Colombia, gremios, sindicatos y gobierno deben ser más creativos en la estructuración del salario mínimo; los dogmas no pueden ser más importantes que los estómagos vacíos. El mercado de compradores está a la vuelta de la esquina, pero no podemos desconocer las fuerzas que lo regulan.

La mayor competencia que viene para Coltejer y Fabricato debe motivar a sus administraciones a estudiar nuevos esquemas. Con gusto pago el almuerzo de sus presidentes, los doctores Sanin y Beltrán, para que conversen del tema. Si el doctor Hommes se me quiere unir con la mitad de los gastos, bienvenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co