Blog

¡Hora de Actuar!

Por: Ricardo Mejia Cano.

A los 16 años Carlos Dyer estaba destrozado: con un desempleo juvenil superior al 16%, ¿Dónde podría encontrar trabajo una vez terminara el colegio?. Una alternativa era continuar a la Universidad, gracias a la ayuda de sus padres y a la posibilidad de conseguir un crédito. Pero conocía muchas historias de estudiantes que lo habían hecho y estaban trabajando en una línea de empaque, haciendo esfuerzos para pagar la deuda.

Tres años después estaba colocando una rueda volante a un motor de US $ 3’000.000, rueda que él mismo había torneado, como parte de su trabajo de alta precisión. ¿Cómo lo había logrado?

TOGNUM es una compañía alemana, especializada en la fabricación de motores diesel de gran tamaño para la minería, generación eléctrica, tranvías, etc. Aunque se trata de equipos grandes, su fabricación requiere la precisión de un reloj suizo. Los dueños de TOGNUM no son de ligas menores: Daimler Benz y Roll-Royce.

En el 2008 decidieron montar una nueva fabrica en EEUU, con el fin de producir allí sus productos mas sofisticados. Se encontraron sin embargo con un problema, igual al de muchos empresarios colombianos: no había personal lo suficientemente capacitado para manejar sus máquinas de control numérico, ni los modernos equipos de sus líneas de producción. En palabras de Joerg Klish, Vicepresidente de Tognum Norteamrica, “el principal factor de éxito de nuestra compañía es una fuerza laboral altamente educada y motivada, conocedora de cada aspecto de la línea de producción y capaz de evaluar como hacer mejor su trabajo, a menor costo y con mejor calidad”. Es decir, lo mínimo que debe tener una empresa para mantenerse competitiva.

En Alemania los empresarios invierten US $ 30.000 millones al año en la preparación de aprendices. La educacion dual alli, en que los estudiantes aprenden haciendo, ha sido un rotundo éxito: es uno de los países con el menor desempleo juvenil en el mundo.

Con esa experiencia, Tognum se puso en contacto con los colegios y los institutos tecnológicos de Aiken, Carolina del Sur, y montó un programa para la formación de jóvenes igual al alemán. Gracias a ese programa, Carlos logró una formación técnica especializada y ahora tiene un futuro despejado.

Lo mismo están haciendo BMW y otras compañías alemanas, cuyas filiales en EEUU no encuentran al personal con la preparación técnica necesaria. El problema ha llamado la atención del Presidente Obama y lo mencionó en su último discurso sobe el Estado de la Nación: “Trabajemos para que la formación de nuestros bachilleres los coloque en el camino correcto hacia su primer empleo”. Obama tiene razones para estar preocupado: en un país con 12 millones de desempleados, hay 3.7 millones de vacantes, principalmente por que los desempleados no tienen la formación necesaria para desempeñar esas vacantes.

Aquí el problema es de igual magnitud, con la diferencia de que ni el gobierno ni el sector privado, ni la academia se manifiestan al respecto. Con excepción de programas como el de Empresarios por la Educación o Antioquia la Más Educada, no hay ningún movimiento nacional promoviendo la reforma integral de nuestra educación. Luego de un par de editoriales de prensa llamando la atención por nuestros pésimos resultados en las últimas pruebas PISA, el tema pasó a segundo plano.

El país debería crear una comisión de primer nivel, con miembros del gobierno, el sector privado y la academia, responsable de proponer la gran reforma del sistema educativo, en especial de la formación primaria , secundaria, técnica y tecnológica. ¡Es Hora de Actuar!

One thought on “¡Hora de Actuar!

  1. Geosaludo… Interesante el tema, Colombia es un país que tiene muchos problemas. El motor debe ser el sector privado, el Estado está ocupado de otros menesteres.
    Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co