Blog

Incremental Vs. Radical

Por: Ricardo Mejia Cano

Sólo la innovación permanente permite desarrollar ventajas competitivas en el tiempo contra la competencia. Cualquier producto o servicio que lance una empresa será ventaja sólo mientras la competencia lo copia. Urge dar mayor importancia a la innovación.

Los círculos de calidad se impusieron en los años 80, y prácticamente todas las compañías tienen ya uno de los diferentes sistemas de control de calidad. En la medida que los fabricantes coinciden en métodos de producción, materias primas y control de calidad, ésta se convierte en un “comodity”. Deja de ser motivo de diferenciación.

¿Porqué entonces no crear “Círculos de Innovación”? Participar a todo el personal que la dirección promueve y gratificará a todos aquellos que propongan nuevas tecnologías, procesos, productos y oportunidades. J. Mario Álvarez, del Instituto de Empresa de Madrid, dice: “es necesario estimular un ambiente de innovación en la empresa. Esto implica estar preparados para cometer errores y para alterar las relaciones de poder”.

Para ganarse un posicionamiento con los consumidores, el productor debe desarrollar nuevas ideas. En logística: pensar como distribuir el producto más rápido y con menor costo (Dell Computer o Amazon). Desarrollar nuevas categorías de producto: Quala con Bon-Ice, transformó un concepto que ya existía en una categoría de refrescos. Desarrollar nuevos sistemas de producción: en los años 70 los checos inventaron un sistema de hilatura, llamado Open End, que redujo en costos y tiempo el proceso de producción de hilo.

Pero no sólo los “Círculos de Innovación” son necesarios. Una Junta Directiva plural, compuesta por directores de diferentes áreas, concentrada en la estrategia y el futuro, deberá ser promotora a todos los niveles del impulso que se quiere dar a las nuevas oportunidades. La innovación radical es la más rentable, pero también la más riesgosa. Si la junta quiere dar ejemplo, tiene que aprender a reinventarse, proponer nuevos esquemas, salirse de lo convencional. Solo empresas permeables al cambio pueden tener éxito en la innovación, y aquí la junta juega un papel definitivo.

Postobon y Cocacola estudian permanentemente como mejorar su participación de líquidos en el estomago (CC lo llama “Share of Stomach”). Lanzan líneas de jugos, aguas saborizadas, nuevos sabores de gaseosa, etc. Hacen innovación incremental, desarrollan nuevos productos, parecidos a los que ya tienen.

¿Pero como debe proceder una compañía disquera, que contrata artistas en exclusividad, y graba y distribuye con terceros? ¿Contratar un nuevo artista la salva contra el iPod y la piratería por Internet? ¿Como debe proceder una cadena de tiendas de rollos fotográficos, servicios de revelado y de cámaras? ¿La introducción de una nueva marca de rollos la salva contra la popularización de las cámaras digitales, vendidas por los grandes supermercados, y el revelado en casa? ¿Cómo debe proceder Colombia, la empresa más importante que todos compartimos? ¿Será que unas reformitas (Perdimos nuestra mejor oportunidad de innovar: el Referendo) y la politiquería nos salvan de los asiáticos y el crecimiento de la pobreza? Innovación incremental no es solución.

Cada vez más sectores requieren modificaciones radicales en su filosofía, debido al rápido cambio de las tecnologías. Nokia era un fabricante de cables eléctricos y derivados de caucho. La telefonía móvil fue una innovación radical, y posicionarse en el primer lugar en pocos años, un gran éxito. Minnesota Mining and Manufacturing Co. fabricaba hace 100 años minerales para productos abrasivos, es 3M, ahora líder mundial en innovación. Su credo: “Perseverancia, ingenuidad y creatividad”.

¿Necesita su empresa innovación radical o incremental? En cuanto a nuestra empresa Colombia, está urgida de INNOVACIÓN RADICAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co