Blog

“Es la Gobernabilidad, estúpido”

Por: Ricardo Mejia Cano.

El americano cautivó a la audiencia y dejó claro que le gusta Colombia. De ñapa respaldó las políticas de Uribe, incluida la reelección. La frase celebre de la primera campaña electoral del prestigioso y carismático Clinton fue: “Es la economía, estúpido”. Pero la economía sólo crece cuando hay un sector privado sólido y competitivo, cuyo lema debía ser: “Es la gobernabilidad, estúpido”.

Para que nuestra economía mejore, las empresas tienen que crear valor. El año pasado las 5000 empresas más grandes del país destruyeron $ 16 billones, menos que en años anteriores, pero negativa. Las de peor desempeño fueron las empresas con ventas anuales inferiores a $ 30.000 millones. La historia se repite: por varios años las empresas medianas y pequeñas crecen menos en ventas, en utilidades, en inversión, etc., que las grandes.

La persistencia del fenómeno es suficiente motivo para hablar de crisis de la mediana y pequeña industria. Sin embargo en las memorias del reciente congreso de Acopi, gremio que agrupa a dichas empresas, se nota más satisfacción que preocupación. Para obtener reducciones permanentes de costos, mejoras en calidad, en servicio al cliente, marcar la diferencia en innovación, en definitiva, para estar entre los primeros, es aconsejable administrar las empresas con austeridad y sentido de crisis. Las crisis han generado grandes progresos a la humanidad. ¿Será malo decirles a los empresarios que están en crisis y deben mejorar?

¿Causas del bajo desempeño? Unos dicen que falta financiación, para otros falta apoyo a la exportación, otros dicen que no hay incentivos del gobierno, etc., pero no, “es la gobernabilidad, estúpido”.

La mayoría de las empresas medianas y pequeñas son controladas por una familia, en las que prima el nepotismo. Méritos y logros son secundarios. Fórmula efectiva para destruir una empresa en una generación: “Yo la cree, yo la destruyo”. Sí no se tienen los órganos de gobierno necesarios para administrar en forma separada la familia y la empresa, sí la familia siente miedo de invitar personas externas e independientes a participar en los diferentes órganos de gobierno, la dirección de esa empresa será incapaz de entender la complejidad de los mercados actuales y de adaptarse a los frecuentes cambios tecnológicos.

El liderazgo exige diversas habilidades, mucho conocimiento, confrontar ideas, promover debates, etc., condiciones escasas cuando se administra en un ambiente exclusivamente familiar. “Pero si hemos sido exitosos, podemos continuar siéndolo”. El emprendedor con una idea, confirma con su experiencia la existencia de un nicho y la oportunidad de un mercado. Sí tiene capacidad de ejecución, con el tiempo la idea se convierte en una empresa. Transcurridos varios años el nicho desaparece, brotan infinidad de competidores, el mercado se segmenta, los retos se multiplican. Descubrir nuevos rumbos y actitud positiva al cambio, se convierten en valores fundamentales, que antes no se consideraban. Los cambios introducidos con la apertura de los 90 y los que vienen con la firma del TLC con EE.UU., confirman que los empresarios tendrán que adaptarse a un nuevo entorno competitivo.

The Reliance Group era el grupo empresarial más grande de la India, con ventas de US $ 15.000 millones/año. Aportaba el 3% del PIB nacional. Su fundador, de humilde cuna, quien fuera operario de una estación de gasolina, murió hace tres años dejando una fortuna en petroquímicas, textiles, comunicaciones, etc., y como ocurre frecuentemente, dos hijos herederos con posiciones irreconciliables. Según un reportero hindú: “Es muy tentador recordar que ninguno de los dos hijos tiene la energía ni los “cojones” que caracterizaron al padre”. Muerto el padre, el emporio, luego de una larga batalla, fue dividido entre los dos vástagos, en medio de la discusión de las sinergias que se perderán. No sólo las medianas y pequeñas, también muchas grandes, debían repetir: “es la gobernabilidad, estúpido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co