Blog

Luces para la educación

Por: Ricardo Mejia Cano.

La deserción universitaria en Colombia está en la astronómica cifra del 50%, en gran medida debido a la baja calidad de la educación en la escuela publica. Para el gobierno nacional “sólo si mejoramos en educación podremos salir de la pobreza y subdesarrollo” y “la calidad del producto final depende en gran medida de la calidad de la materia prima”. Pero como en tantas áreas, se queda en el discurso.

Si se quiere mejorar en educación, es necesario hacer del aprendizaje una experiencia impactante para los niños. Lo más importante es como se le transmite al joven el conocimiento y la motivación por investigar y crear, como engancharlo para que desarrolle su curiosidad e interés.

Para algunos expertos la estructura de la educación es como un huracán: en el centro están los estudiantes y alrededor los adultos y si no se toman precauciones, todo quedará en caos. La prevención se logra comprometiendo a los padres, rectores, profesores, a la comunidad y en especial a sus líderes a trabajar por la educación.

El sistema educativo de Singapur es uno de los tres mejores del mundo. Ha sido un trabajo continuo de 60 años, en que la educación ha estado por encima de la política. Los padres juegan un papel fundamental: sólo ellos tienen la visión completa del entorno familiar y social de sus hijos y nadie puede influir mejor en su actitud, creencias, valores y comportamiento.

Le prestan particular atención al desarrollo de los rectores de los colegios. Todos reciben formación especial en liderazgo y gerencia y los más exitosos se convierten en consejeros y mentores de sus colegas. Descubrir rectores con talento, creativos, innovadores, que motiven a su equipo a lograr lo mejor de los estudiantes es una obsesión en Singapur, pues ellos se convierten en la guía para llevar el sistema educativo a niveles más elevados.

Pero nada es más importante que el ambiente de la clase. Y aquí los profesores juegan el principal papel. Cómo ningún sistema educativo puede ser superior a la calidad de sus educadores, para ingresar a la carrera de maestro, el estudiante tiene que estar entre el 30% de los mejores bachilleres y mostrar pasión por la educación.

Los países que han introducido las mayores reformas y progresos en educación, son aquellos que luego de conocer lo deficiente de su sistema educativo, han tomado conciencia sobre la urgencia de introducir cambios. Desafortunadamente acá nos hemos vuelto insensibles a todo y no reaccionamos al saber que más del 60% de nuestros jóvenes tienen conocimientos insuficientes o mínimos en lectura, matemáticas y ciencias o que en las pruebas PISA estamos entre los últimos cinco países.

De allí la importancia del trabajo de Fajardo y su equipo con la Fundación Empresarios por la Educación y las principales universidades de la ciudad. Uno de los compromisos es que al 2015 la totalidad de los rectores de las escuelas publicas del departamento hayan cursado “programas de fortalecimiento y desarrollo de sus competencias del ser, pedagógicas, administrativas y comunitarias, para que ejerzan un liderazgo transformador que impacte el aprendizaje de los estudiantes y la vida de la comunidad educativa”. Un programa semejante se esta montando para los profesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co