Blog

Mauss tumbó a Klaus

Por: Ricardo Mejia Cano

“Apenas ubiquen al alemán, deténganlo bajo mi responsabilidad política y lo ponen a órdenes de la Fiscalía”, dijo Uribe, cuando era gobernador, a finales de 1996. Hoy sigue con igual temple, para fortuna de los colombianos. Werner Mauss, el James Bond satánico, fue capturado el domingo 17 de noviembre de 1996, a la 1.40 AM, cuando pretendía volar fuera del país desde el aeropuerto de Rionegro, gracias a informes de inteligencia de las Convivir.

La vida subterránea y misteriosa de Mauss nadie la ha podido desenredar. Como asesor de Siemens, el gigante europeo en ingeniería, pagaba comisiones para que a ésta le adjudicaran o bien un contrato con la Registraduría, o revolvía su chequera para facilitar conciliaciones a favor de su asesorada, cuando se presentaban diferencias de precios en contratos con empresas colombianas. Mauss, quien nunca aprendió a hacer negocios lícitos, también intermedió en la liberación por parte del ELN de la alemana Brigitte Schonne, no sin antes hacer que el ELN subiera de US $ 200.000 a US $ 1´500.000 el valor del rescate.

La reconocida firma “GovernanceMetrics Internacional” (GMI) calificó a Siemens el año pasado por encima del promedio de empresas alemanas por la calidad de su Junta Directiva, su comportamiento corporativo, el conocimiento del mercado, la transparencia de la información financiera y… ¡los controles internos! GMI deberá revisar sus procedimientos. El papel aguanta todo: tener un buen Código de Gobierno Corporativo no implica una sana gobernabilidad. Las mencionadas actividades irregulares de Siemens en Colombia, que ponía en práctica también en la India, en los países árabes y en otros continentes, dieron pie a la investigación que actualmente realizan los organismos de control alemanes y el “Securities Exchange Comisión” de EE.UU. La imagen de Siemens tambalea.

También se tambaleó hace pocas semanas el presidente de la Junta Directiva, Heinrich von Pierer, quien entre 1992 y 2004 se desempeñó como presidente ejecutivo de la multinacional, periodo en que se han encontrado los mayores indicios de corrupción. Antes de renunciar había declarado: “Estoy profundamente preocupado de que mi lucha contra la corrupción, cuando me desempeñaba como presidente ejecutivo, no diera resultados” ¿Era conveniente nombrar a von Pierer presidente de la junta, sabiendo que en su mandato hubo indicios de corrupción, así él hasta la fecha no hubiese estado vinculado con los escándalos?

Los directivos de Siemens administran ventas anuales semejantes al PIB colombiano y 500.000 empleados distribuidos en más de 130 países. Cuando los ciudadanos de un país o los empleados de una empresa son inflexibles con la corrupción, disminuyen las posibilidades de que ésta prospere. Se combate fácilmente sí a los primeros brotes se toman acciones contundentes. Las veedurías públicas y profesionales para vigilar la transparencia de las instituciones, o los comités de auditoria para vigilar que los procedimientos sean correctos, son herramientas invaluables contra la corrupción, pero si la implementación de estos mecanismos se da cuando la corrupción ya está incrustada, su extirpación será un trabajo arduo.

Los accionistas de Siemens tendrán que revaluar a sus miembros de junta. El comportamiento maquiavélico de algunos de éstos, preocupados más por su prestigio y evitar cualquier vinculación a las tenebrosas historias de gente como Mauss, primaron sobre los resultados de la empresa.

Klaus Kleinfeld, quien asumió como presidente ejecutivo de Siemens en enero del 2005, libre de toda sospecha de corrupción y quien ha dado pleno respaldo a las investigaciones, anunció recientemente a la Junta Directiva su intención de no renovar su contrato, ante las presiones de algunos directores. El vigoroso ejecutivo de 49 años, maratonista, de apariencia juvenil y tenacidad inquebrantable, vendió compañías ineficientes, compró otras con tecnología de punta, hizo reestructuraciones y entre otros muchos éxitos, disparó las utilidades operativas en un 49% en el primer trimestre del año, muy por encima de las expectativas. El exitoso Kleinfeld exclamó “Lo más difícil en estas situaciones es que los rumores dominan los medios de comunicación, y los hechos reales pierden importancia”.

Lamentable que gente como Mauss haya tumbado a Klaus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co