Blog

Menos puestos y menos impuestos

Por: Ricardo Mejia Cano

Se excedió en riesgos “El Águila Solitaria” para cruzar el Atlántico y con su proeza alcanzar la inmortalidad. No llevó radio de comunicaciones, paracaídas, medidor de gasolina, ni luces. Para evitar el peso de los mapas, recortó sólo los puntos de referencia. Cualquier elemento innecesario aumentaría el consumo de combustible, poniendo en peligro su vida y su meta. Luego de 33 hrs. y 30 min., Lindbergh cruzó el océano y subió a la Gloria. Aprendió que con menos se hace más.

El Estado le cuesta a los colombianos el 50% del PIB. A los costarricenses el 16%, a los tailandeses el 17% y a los chinos el 19%. En nuestro país el porcentaje de pobres es del 50%, en ninguno de los otros tres países supera el 18%. Aprendieron de Lindbergh: con menos se hace más. Nosotros preferimos sostener puestos burocráticos que destruyen riqueza, a trabajar por las eficiencias que necesitamos.

La Superintendencia de Servicios Públicos notificó a la alcaldía de Medellín que debía abrir a la competencia el servicio de recogida de basuras. En el 2003 los gastos administrativos de las EEVVM correspondían al 23% de sus ingresos y 21% en el 2004. Tras una labor encomiable, la actual administración los ha bajado al 14%. Quien haya trabajado en el sector privado sabe que gastos administrativos superiores al 5-7% son indicio de burocracia. Cierto, en el sector público es diferente. ¿Pero cual es el nivel adecuado de gastos administrativos de EEVVM? Sólo con competencia obtendremos la respuesta.

La estrategia incremental aplica las teorías de Porter para desarrollar los pasos necesarios para superar a la competencia. Pero cuando una compañía por cambio tecnológico, por cambio en el gusto de los consumidores, o por desidia administrativa, hay que reinventarla, se debe acudir a la estrategia radical. Introducir cambios drásticos.

El ISS hay que reinventarlo. Lo sabemos hace años. La desadministración, la voracidad por prebendas de los sindicatos, la corrupción y la pasividad de los gobiernos son responsables. Infortunadamente cualquier campaña de modernización administrativa, como es la de reestructurar al ISS, encuentra, entre otros, la feroz oposición de algunos medios de comunicación que saben que el rating sube con la crítica destructiva, no con la positiva

El reto nuestro no es sólo promover la competencia en los sectores que ahora son prácticamente monopolio del estado, también que los administradores de dichas empresas tengan mentalidad empresarial. El verdadero empresario estudia permanentemente nuevos sistemas, procedimientos, productos, tecnologías, la competencia, los requerimientos de formación del personal, etc., y enriquece sus conclusiones con los aportes de la junta, para mejorar eficiencias, efectividad y satisfacer mejor las necesidades del cliente/usuario. Igual si trabaja en una ONG, el sector privado o público.

Según la Biblia la divinidad está en la trinidad: tres cuerpos distintos y un solo Dios verdadero. Los griegos nos enseñaron que el manejo del estado requería tres cuerpos independientes, con el fin de equilibrar poderes y servir mejor a la comunidad: ejecutivo, legislativo y judicial. Igual las empresas necesitan tres cuerpos: asamblea, junta directiva y administración. ¿Dónde esta la asamblea de las empresas del estado? Teóricamente sería la ciudadanía, masa dispersa y desinformada, incapaz de ejercer control. Los órganos legislativos también deberían ejercer control y promover la eficiencia en las empresas del estado. La experiencia muestra que se han dedicado a exigir puestos y aumentos burocráticos. Esta deficiencia se podría suplir con veedurías profesionales, compuestas con expertos del sector público, el privado y la academia. Estas supervisarían que las juntas de las empresas del estado cumplan correctamente sus funciones, incluida la de evitar la burocratización.

Según reciente estudio del Banco Mundial, Colombia es uno de los países más alcabaleros del mundo y es poco atractivo para hacer negocios. El Foro Económico ubica a Colombia en el puesto 57 en competitividad, a Chile en el 23. Impedimos el surgimiento del sector privado y obstaculizamos el crecimiento del país. Sí viviera el “El Águila Solitaria” nos enseñaría como un puesto con austeridad hace más que varios derrochando. Necesitamos permitir la competencia con las empresas del estado, menos puestos y menos impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co