Blog

Mi voto

Por: Ricardo Mejia Cano

Su belleza y simpatía lo dejan a uno encantado. Sin embargo, cuándo se observa su lenguaje corporal acompañado no de sus manos, sino de sus pies, uno queda destrozado. Mi candidata no se amilana por el hecho doloroso de haber nacido sin brazos. La naturaleza le dio una voluntad arrolladora, que con creces le permite superar su aplastante discapacidad. No sabe de obstáculos para alcanzar sus metas.

Cuándo pequeña sus padres le pusieron dos prótesis, dos garfios mecánicos: “¿Cómo voy a usar esos garfios que trae el malo de la película?”, recuerda ahora. “Yo quería ser la princesa del cuento; usar una tiara, un vestido largo, unas zapatillas de cristal y bailar a lo largo y ancho de un majestuoso salón.”

De niña, creía que sus brazos finalmente crecerían, como le crecían el pelo, las uñas y los dientes. No ocurrió. Pero aprendió que una voluntad y determinación de hierro podrían reemplazar la falta de brazos. Por ello uno ve a Adriana en medio de una conferencia, con su sonrisa angelical y su atractiva figura, alisarse delicadamente el pelo o rascarse un pómulo, con los dedos de …los pies.

Adriana es hoy abogada, con postgrado en Administración de Recursos Humanos, conferencista internacional y trabaja en una prestigiosa oficina de abogados en México. La empresa Conexión Global la invitó a Colombia el próximo mes de julio. Dictará un ciclo de conferencias en diferentes ciudades colombianas. Usted podrá conocer el tipo de candidata que yo propongo.

Al momento de escribir estas líneas se desconocen los resultados de la primera vuelta. Como lo prueban las cifras, la inversión extranjera sigue llegando a Colombia y está mejorando la confianza de consumidores e inversionistas. No hay motivo para grandes preocupaciones. El país seguirá por la senda del desarrollo y crecimiento. Yo tengo mi candidato para las urnas, pero ni él ni sus contendores, cualquiera que gane, podrá darnos el país que queremos.

El soldado Villada, hoy con 62 años y vecino del barrio 12 de Octubre de Medellín, perdió en 1964 el ojo y la mano derecha en un enfrentamiento, en Marquetalia, con la guerrilla del desaparecido Tirofijo. Villada sabe que quien tiene una razón para vivir es capaz de soportar las jugadas traviesas que nos depara la vida. La incapacidad de Villada no es obstáculo para sonreír y subir en bicicleta varias veces a la semana del 12 de Octubre hasta la bella población de Belmira. Son jornadas de más de 150 km. Gilberto, el compañero de andanzas de Villada, es jubilado de la textilera Satexco. Lo arrolló un camión hace varios años y le destrozó la pierna izquierda. Perdió la tibia y el peroné. Para ellos son pequeñeces, comparadas con la alegría de vivir. La gente como Villada y Gilberto son mis verdaderos candidatos. Ellos son capaces de hacer una Colombia mejor.

Mis candidatos no se quejan ni se lamentan, sólo luchan. Entre adversidades y pequeños triunfos, van moldeando un país mejor para quienes les rodean. Los candidatos de las urnas, por el contrario, se quejan, se insultan y se lamentan. Cumpliré mi deber ciudadano de votar por los segundos, pero el voto de mi corazón, el verdadero, va por los primeros.

Voto por los miles de colombianos con la actitud de Adriana, convencidos que “hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. Los candidatos punteando las encuestas no van a cambiar el país. Son los miles de colombianos cómo Villada y Gilberto, dispuestos a sobreponerse, con alegría y positivismo, al infortunio y la fatalidad. Son los colombianos que “apuntan más alto de lo que creen posible alcanzar”, quienes transformarán el país.

Mi voto va por los colombianos que no se dejan abatir por las penas y en lugar de maldecir su destino, se empeñan en mejorarlo. Mis candidatos no tienen tiempo ni interés en culpar a otros de sus aflicciones, dedican sus energías a mejorar su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co