Blog

Obligaciones del sector privado

Por Ricardo Mejia Cano.

El fundador de FORD, símbolo del capitalismo brutal, pensaba distinto a lo que muchos creen. Empeñado en que la tecnología debía servir para el progreso de la humanidad, pidió a su junta directiva no repartir dividendos y utilizar ese dinero para aumentar la capacidad de producción, bajar precios para hacer mas accesible sus vehículos y aumentar salarios para atraer una fuerza laboral más profesional y calificada.

Los hermanos Francis y Elgin Dodge, poseedores del 10% de las acciones, se disgustaron: porque bajar precios si la demanda superaba su oferta y pagaban los mejores salarios del país. Además la obligación de la junta directiva era velar porque se produjesen tantas utilidades como fuese posible.

Los Dodge demandaron a Henry y a la junta con el argumento de que su compañía se había creado para producir utilidades y no para hacer obras de caridad. La Corte de Michigan dio el siguiente fallo: “una corporación de negocios se crea con el fin de producir utilidades para los inversionistas y la junta directiva debe dedicar todos sus esfuerzos para ese fin.”

Henry reunió a los accionistas y les dijo que abriría una nueva compañía de automóviles por su cuenta, en la cual podría trabajar más por los consumidores y los empleados. Los hermanos Dodge, ante tal eventualidad, vendieron su parte a Ford y luego fundaron la empresa DODGE.

En 1953 la junta directiva de AP Smith, de Nueva Jersey, aprobó una donación de US $ 1500 para la Universidad de Princeton. Posteriormente los accionistas demandaron a la junta con el argumento de que había incumplido con su obligación de defender sus intereses y en los estatutos no había ninguna cláusula que les autorizase a dichas donaciones.

La Corte de Nueva Jersey falló con el siguiente argumento: “La junta directiva debe desarrollar una visión de largo plazo y cumplir con sus obligaciones con los accionistas y también con la sociedad.”

Para Michael Porter el sector privado esta en la obligación de trabajar por una mejor sociedad y mayor equidad: Los empresarios deberían entender que los consumidores están cada vez más inquietos por el medio ambiente, por la equidad y por el sentido de sus vidas; si quieren tener empresas en el largo plazo deberán trabajar en estos aspectos. Ni los gobiernos, ni las ONGs tienen los recursos humanos y materiales para sacar de la pobreza a los 2.000 millones de personas que cada día se debaten entre el hambre y la muerte. Sólo con la participación del sector privado, orientando sus esfuerzos al desarrollo de productos y servicios que atiendan las necesidades de la población más deprimida, podremos en el mediano plazo alcanzar el mundo mejor que todos queremos.

Colombia hoy no tiene rumbo, el gobierno esta desorientado, no tiene liderazgo, el pesimismo se apoderó de la población. La guerrilla destruye la poca infraestructura que tenemos y el gobierno le pide a la prensa que no los tilde de terroristas.

El sector privado tiene la oportunidad de trazar el rumbo. La ANDI y FENALCO deberían hacer una campaña para que sus afiliados expriman su creatividad y capacidad innovadora y desarrollen productos y servicios para la población marginada, aprovechen las Alianzas Publico Privadas para construir acueductos en los 700 municipios que no tienen agua potable, diseñen conjuntamente con las cajas de compensación un plan para mejorar la educación publica, que es un absoluto desastre, inviertan en programas para desarrollar el agro, condición necesaria para que tengamos verdadera paz.

Si hace 100 años Ford desafío con éxito la ortodoxia y hace 50 las cortes entendieron que el mundo corporativo tenia otras obligaciones además de las de producir utilidades, no se entiende por que hoy nosotros no podríamos hacer planes ambiciosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co