Blog

En PRESENCIA están sus ideales

Por: Ricardo Mejía Cano

Su ancestro viene de esa estirpe de colonizadores antioqueños, aquellos que saliendo de Granada fundaron San Luis en el oriente antioqueño. Los granadinos, después de colonizar toda la región, se convirtieron en destacados comerciantes. No es extraño entonces que a su padre le hubiera picado el comercio. En los años 80s se trajo la familia al Barrio la Iguaná de Medellín y montó su flamante negocio de venta de escobas. Así fue “levantando” a sus tres hijos hasta que un cáncer le arrebató la vida.  John sólo tenía 6 añitos cuando perdió a su guía e ídolo.

Se le fue cuando más lo necesitaba. En su barrio la droga rondaba por todas las esquinas. ¿Cómo lograste crecer sin siquiera probarla?” Le pregunté. “Mi mamá siempre estuvo pendiente de nosotros y desde muy pequeños nos acercamos a PRESENCIA: allí cambiaron nuestras vidas”. La adolescencia de John fue entre su casa, PRESENCIA, la Biblioteca Pública Piloto, el Museo de Arte Moderno y el Pascual Bravo, donde terminó bachillerato técnico. A John lo mueve la esperanza de un mundo mejor y sabe que su pasado, lleno de recuerdos y valores, le llenan de energía y seguridad para seguir adelante.

Alejandra nunca conoció a su padre. No fue un obstáculo. Su madre, quien siempre ha trabajado como auxiliar administrativa, quería para su hija lo mejor.  Con la ayuda de PRESENCIA le consiguieron a Alejandra unas madrinas, quienes le ayudaron con sus estudios.  Así logró terminar Ingeniería de Telecomunicaciones en el ITM. Hoy trabaja en una importante empresa de telecomunicaciones de la ciudad.

Andres Hauri, quien fuera gerente en Colombia de una compañía suiza, se enamoró de nuestro país.  En uno de sus viajes, visitó un hospital infantil en Bogotá y vio un niño de un año, mordido por ratas. Su padre estaba en la cárcel y su mamá tuvo que empezar a trabajar, dejando al niño solo.  Hauri se propuso hacer algo. Muy pronto conoció a Ángela Echavarría y Solina Gallego de la Fundación Carla Cristina, quienes le invitaron a conocer el barrio la Iguaná. Allí se comprometieron a crear “una organización para la formación de niños, niñas y jóvenes en condiciones de alto riesgo socioeconómico o psico-afectivo”. Con el apoyo de un grupo de ciudadanos suizos y colombianos en 1983 nació la fundación PRESENCIA COLOMBO SUIZA.

Nadie hubiera podido pensar que un barrio cuyos pobladores venían de San Carlos, San Rafael, San Luis, del Chocó, etc., desplazados en los años 40s del siglo pasado por la violencia política, se hubiera podio transformar en lo que es hoy. De las chozas de cartón y las calles de lodo sólo queda el recuerdo. Hoy las casas son de material, todas sus calles pavimentadas, servicios públicos, arborizado y como me decía John: “Ningún barrio de Medellín puede decir que tiene cerca las mejores universidades: la de Antioquia, la Nacional, el ITM, el Pascual Bravo, más museo y biblioteca”.

En estos años PRESENCIA ha ayudado a la formación de más de 30.000 jóvenes como Alejandra y John. La autoestima, los valores, las enseñanzas que esos jóvenes recibieron de PRESENCIA, ayudaron a que sus familias se convirtieran en motor de cambio. Así lograron darle nueva vida al barrio.

Colombia debe mejorar con urgencia en equidad. PRESENCIA, trabajando con jóvenes en condiciones de alto riesgo, orientándolos y ayudándoles en su educación, está creando las bases para el nuevo país que necesitamos. Acérquese a PRESENCIA y conozca como convertirse en padrino o madrina de niños o jóvenes que necesitan una mano para alcanzar sus ideales. Esos ideales también serán los suyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co