Blog

Un Futuro Promisorio

Por: Ricardo Mejia Cano.

Conocí a Marc Silverman hace casi una década por motivos de trabajo. En esos años él vivía en Estados Unidos y sólo ocasionalmente nos veíamos. Su esposa Yilda es colombiana y traductora simultanea de profesión. En búsqueda de una vida más tranquila, hace un par de años decidieron fijar su residencia cerca al Santuario de Iguaque, corazón de Bachué, a unos 40 min. de Villa de Leyva.

Según la leyenda, antes de la llegada de los españoles los 15.000 pobladores del sagrado lugar tiraron sus joyas y demás pertenencias a la laguna, luego se tomaron de la mano y se fueron lanzando uno a uno, de tal manera que nunca fueron dominados por los invasores. Los indígenas, continua la leyenda, aún viven encantados en medio del lago.

Marc es psicólogo, especializado en liderazgo y manejo de conflictos en familias empresarias. Recientemente me invitó con mi esposa a un seminario en su casa, para un grupo de 10 amigos, sobre liderazgo espiritual. Uno de los casos que allí discutimos fue el de Robert Ouimet.

René Ouimet fundó en 1933 Cordon Bleu Foods Inc. en Montreal. En 1964 su hijo Robert asumió la gerencia general y convirtió la compañía en una de las empresas de alimentos más importantes de Canadá… con un manejo algo singular.

René enseñó a Robert que más recibe el que da, pues el que no da, no disfruta lo que recibe. También le enseño que mas importante que las posesiones, son las convicciones. Éstas lo llevaron a buscar a la Madre Teresa. Durante cuatro años estuvo tratando de hablar con ella: lo logró en 1983. Luego de acompañarla a una misa en Calcuta y una breve conversación ella le preguntó: “¿Usted me quiere preguntar algo”. – “Si madre ¿Debería regalar todas mis pertenencias?”. – “Sr. Ouimet, nada es suyo, todo lo que tiene es prestado. Trate de administrarlo lo mejor posible en beneficio de los demás”. Posteriormente la madre Teresa visitó sus fabricas y le ayudó a desarrollar sus 16 herramientas gerenciales.

Una de las preocupaciones de Robert es que sus colaboradores encuentren el sentido de sus vidas. Para tal fin ha dispuesto en sus plantas espacios de meditación, donde los empleados pueden reflexionar sobre el verdadero propósito de su existencia. En dichos salones se guarda absoluto silencio y es prohibido llevar alimentos. En las compañías de Ouimet se motiva a los empleados a colaborar, con tiempo y dinero, con organizaciones al servicio de los más necesitados. No es coincidencia que Canadá sea uno de los países con mayor solidaridad: más del 60% de su población hace alguna labor de voluntariado.

Robert y su equipo no son unos místicos despistados: sus plantas se destacan por alta productividad. Si un empleado tiene dificultades para alcanzar sus metas, se le ayuda con una consejería, si el problema persiste es despedido, pero se le acompaña con diferentes tipos de ayuda.

Cada vez aparecen más empresarios comprometidos con un capitalismo más humano, quienes sin bajar la exigencia sobre los resultados, entienden que si queremos un mundo mejor, se tiene que dar para todos y no para unos pocos.

La hospitalidad de Marc y Yilda, la belleza del Parque de Iguaque, unido a las historias de nuevos lideres empresariales, llenos de humanismo, espiritualidad y desbordante capacidad empresarial, le permiten a uno ver un futuro mucho más promisorio.

One thought on “Un Futuro Promisorio

  1. Geosaludo…”Trate de administrarlo lo mejor posible en beneficio de los demás” Esta es la frase que me llevo. La pondré en práctica.
    Mil gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co