Blog

Venezuela sin “Ti”

Por: Ricardo Mejía Cano

Hace algo más de 500 años, el inquieto Americo Vespucio, en medio de las lagrimas y la nostalgia, creyó ver en las costas nororientales de Suramérica a la bella Venecia, y denominó a ese exótico territorio Venezuela. Siglos después el internacionalmente conocido Charles Aznavour le sacó lagrimas a más de una (¡y de uno también!) cantando: “… hoy Venecia sin ti que sola está”.

Con menos romanticismo, la oposición venezolana quiere poner a llorar a los “chavistas”. Según las encuestas, de las 22 gobernaciones a elegir el 23 de noviembre, la oposición podría sacar entre 5 y 10. Venezuela se podría quedar sin “ti”.

Infortunadamente la oposición, como es frecuente, no es un partido sino una federación de grupos inconformes, liderados por caudillos llenos de ambiciones y poco desprendimiento. Egoísmos exagerados enfrentados a la sagacidad de Chávez, darían al traste con las oportunidades de renovación que ahora se presentan.

Con mayor unidad, la oposición podría aprovechar mejor los pasos en falso de Chávez, como el mencionado recientemente en un editorial de El Nacional: “El jefe del Estado perdió el juicio, si es que alguna vez lo tuvo: “Comeré pollo frito”, dijo en alusión al apodo del contrincante bolivariano a la gobernación de Carabobo. Esa forma de hablar le funcionó hace diez años, pero en vista de la corrupción generalizada, de la inseguridad que manda por doquier y el alza del costo de la vida”, su popularidad va decreciendo a todos los niveles.

En medio del desorden, el despilfarro y la corrupción de la era Chávez, el país tiene US $ 50.000 millones de reservas internacionales (Un informe del Barclays del 23 de octubre las estima en US $ 90.000 millones). Quienes esperan una renovación gracias a un inminente desastre económico, tendrán que esperar. Aun con el petróleo a US $ 60/barril, el desequilibrio en la balanza de capital en el 2009 sería de unos US $ 13.000 millones, déficit que podría financiar sin problemas con las reservas.

Es probable que para luchar contra la inflación (Este año cerrará por encima del 30%) el gobierno presione hacia arriba las tasas de interés (Actualmente en el 28%, bajas con relación a la inflación) e imponga una limitación mayor en el crédito. También parece probable una mayor restricción en el otorgamiento de dólares Cadivi y una devaluación de 30-50% del dólar oficial. Sin embargo, muchos economistas consideran que con las actuales reservas podría aguantar.

El reto de Chávez no es fácil. Luego de 4 años sin devaluar, inflaciones de dos dígitos y absoluto desprecio por la competitividad, el gobierno aniquiló la industria nacional. El país vive de las importaciones: este año superarán los US $ 50.000 millones, casi el doble de Colombia, con una población bastante menor. Una devaluación forzaría un aumento general de precios. Y no devaluar le obligaría a consumir más rápidamente sus reservas.

Un triunfo de la oposición en 5 gobernaciones sería un golpe duro para Chávez. Como reacción, éste radicalizaría su programa socialista, promovería mayor enfrentamiento entre trabajadores y patronos y mayores controles a la actividad empresarial.

Los consumos per capita venezolanos, en casi todos los productos, como mínimo duplican los colombianos. La incapacidad del gobierno de frenar la inflación empezará a afectar los consumos. Aún así los colombianos debemos cuidar un mercado tan importante, vigilar mucho la cartera, el margen, el endeudamiento y esperar una mejor consolidación de la oposición. Todo parece indicar que en pocos años los chavistas tendrán que pensar como vivirán en Venezuela sin “ti”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co