Blog

¿Nos espera un mundo mejor?

Por: Ricardo Mejía Cano

Así los medios nos quieran hacer creer lo contrario, el mundo nunca había estado tan bien como hoy. En el año 1800 más del 85 % de la población vivía en extrema pobreza, hoy es menos del 15 %. Lamentable que aún hoy una población tan numerosa esté en situación tan precaria, pero sin duda ha habido un avance descomunal.

¿Y el calentamiento global? Con la conciencia que el mundo está tomando al respecto y la ayuda de la tecnología, nuestro impacto negativo será cada vez menor.

En EE. UU. se prevé que la demanda por vehículos grandes, camionetas y pick ups, hoy el 60 % del mercado, bajará considerablemente para el 2025. Al menos el 60 % de los vehículos serán eléctricos o híbridos. La venta de vehículos eléctricos creció el 25 % del 2017 al 2018. Mientras en 1983 el 92 % de los jóvenes en ese país tenían licencia de conducir, en el 2014 bajó al 77 %. Ya no quieren tener un carro, prefieren la bicicleta, el scooter, el transporte público o usan aplicaciones como Uber o de transporte compartido.

Existe, con mucha razón, gran preocupación por la disposición y contaminación que en un futuro traerán las baterías de litio. Afortunadamente tecnologías en desarrollo como el aprovechamiento de la energía de las ondas electromagnéticas de las señales de Wi-Fi; baterías de grafeno, un material de carbono puro que tendrá un impacto positivo en muchas industrias; baterías con espuma de cobre, que no sólo serían más seguras, ya que no son inflamables, sino que durarían mucho más y tendrían mucho menor tamaño, prueban que el futuro es más promisorio de lo que nos quieren hacer creer.

Tesla, Uber, Apple y Waymo (una filial de Google) están haciendo inversiones multimillonarias para perfeccionar el vehículo autónomo. General Motors creó la filial Cruise Holdings (CH), cuyos planes están cautivando a grandes inversionistas: El Soft Bank le invirtió US$ 2.300 millones. CH tiene en prueba 180 vehículos eléctricos completamente autónomos en San Francisco, que funcionan como taxis para empleados de la compañía.

Los vehículos autónomos, equipados con sensores láser, infinidad de cámaras y toda clase de dispositivos de seguridad, harán del transporte terrestre una experiencia mucho más segura y agradable que la actual.

Lo mejor en cuanto a movilidad está por venir. Según un estudio de la Universidad de Stanford, en el 2030 el 95 % de los viajes urbanos en EE. UU. serán atendidos por empresas con vehículos autónomos que cobrarán según el kilometraje recorrido. El pronóstico, muy atrevido en mi concepto, pero que muestra la tendencia, es que en ese año la demanda de carros en EE. UU. podría caer hasta en un 80 %, comparada con la demanda actual.

Las calles serán nuevamente espacios para caminar y socializar, con menos carros y mejor movilidad. El transporte urbano dejará de ser la carga contaminante que es hoy.

El hombre ha sido capaz de corregir su destino a lo largo de su historia, se ha adaptado cada vez a nuevas condiciones. La diferencia podría ser que antes los cambios eran más lentos y teníamos más tiempo para adaptarnos, pero no hay duda de que ganaremos en rapidez y nos adaptaremos al mundo cambiante en que vivimos. No hay razones para pensar lo contrario.

Como en el caso de la movilidad, en todas las áreas hay miles de científicos, académicos, emprendedores, empresarios y, aunque no lo crea, inclusive políticos trabajando sin descanso para construir un mundo mejor. Nuestro compromiso debería ser ayudar en ese propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 322 16 20 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co