Blog

Consenso o Comunismo

Por: Ricardo Mejia Cano

Según un estudio presentado en la última Conferencia sobre Reducción de la Pobreza, China redujo la población por debajo de la línea de pobreza del 49%, en 1978, año en que empezaron las grandes reformas, al 8% actual. En el mismo periodo, la pobreza en Colombia creció del 30% al 60%. Todos somos responsables, excepto los economistas.

En el Seminario sobre los efectos de la última Reforma Laboral, promovido por el Ministerio de Protección Social, importantes economistas del país montaron un show, con toda clase de gráficas y argumentos, para debatir y rebatir la reforma, que según unos había creado “n” empleos, y según otros, los había destruido. Afortunadamente fueron unánimes respecto a la calidad de los empleos: empeoró la mejoría. El aislamiento de nuestra academia les contagió la incapacidad de ser prácticos.

Para mejorar sus conocimientos de matemáticas, Leonardo Da Vinci aprovechó su amistad con Luca Pacioli, gran matemático y padre de la contabilidad actual. Pero entre guerras y pestes, Da Vinci no pudo compartir lo suficiente con Pacioli. Así se evitó que le castraran su creatividad. Nuestros economistas necesitan más Da Vinci y menos Pacioli.

En la tarde el seminario fue más aterrizado, excepto por las diferencias comprensibles entre el sector empresarial y el sindical. Desde la aprobación de la reforma en el 2002, el ISS ha inscrito 1.5 millones de nuevos trabajadores. El crecimiento de afiliados a las cajas de compensación en el 2003 y 2004, fue considerablemente mayor a los aumentos del 2001 y 2002. La reforma creó empleo. ¿Es suficiente?

Las últimas reformas laborales en España fueron en el 97 y en el 2001. El desempleo disminuyó del 20% en el 97, al 10% hoy. Sin embargo, recientemente Rodrigo Rato urgió a España a continuar con la flexibilización del mercado laboral, con el fin de potenciar la productividad. En 1982 llegó al poder el socialismo en España, e introdujo grandes reformas institucionales, entre otras la integración de España en la economía mundial. El per. capita pasó de US $ 5000 en el 82 a US $ 25.000 ahora. Mientras tanto nosotros nos oponemos a modernizar las instituciones y a insertarnos en el comercio internacional.

consenso

 

Según la evaluación trimestral del mercado laboral colombiano del tercer trimestre del 2004, elaborada por el DANE (Última disponible en Internet), la población que no busca trabajo (PEI) es 43% en las zonas rurales y 38% en las áreas urbanas. La cobertura escolar es mayor en las áreas urbanas y muchos de los inactivos urbanos lo son por estar estudiando. En el campo lo son porque simplemente no hay empleo ni estudio.

Podríamos adoptar las propuestas de algunos: duplicar el salario mínimo y rebajar la jornada laboral a al mitad. Así aumentaríamos la disponibilidad de dinero y tiempo para mejorar los consumos. No importa que nuestros productos aumenten de precio, serán demandados por la alta incorporación de conocimiento. Intel, líder mundial en procesadores, patrocina una competencia internacional sobre ciencia y tecnología todos los años. El año pasado se presentaron 50.000 bachilleres de EE.UU. Vs. 6´000.000 de la China. Afortunadamente nos acompaña el espíritu reformador y progresista de FECODE: sus alumnos superarán pronto en calidad y conocimiento a los chinos!!!

Colombia necesita reconocer sus fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades frente a los países que nos compiten, desarrollar una estrategia competitiva, avalada por un gran consenso nacional, entre sectores público y privado, la academia, los sindicatos, etc., como lo hizo España. O seguir el modelo chino: volvernos comunistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co