Blog

El Costo del Desgobierno

Por: Ricardo Mejia Cano.

En los sondeos de opinión de los últimos debates en televisión entre Obama y McCain, previos a las elecciones presidenciales del 2008 en EUA, todas las cadenas de TV daban a Obama como ganador. Fox News a McCain. Fox pertenece al Zar de las comunicaciones Rubert Murdoch, para quien la verdad, como en la Luciérnaga de Caracol, es una mezcla entre la fantasía y la realidad.

Su padre, inicialmente un corresponsal de guerra, se convirtió en un pequeño magnate de la prensa australiana. En 1952, en la plenitud de su carera, muere de cáncer y Rupert, quien estudiaba en Oxford, Inglaterra, tiene que regresar a Australia a dirigir News Limited. Gracias a la inteligencia, ambición y empeño en convertirse en un líder mundial de medios, Rupert pasó de ser Director Gerente de News Limited a los 22 años, a propietario del 40% del segundo conglomerado de comunicaciones en el mundo: News Corporation.

Sin embargo, en un mundo donde los empresarios y los medios de comunicación tienen cada vez mayor responsabilidad y compromiso para el logro de una sociedad mejor, no parece que Murdoch sea un buen ejemplo de cómo hacer empresa y menos de cómo manejar los medios.

Murdoch acaba de cerrar uno de sus periódicos del Reino Unido, News of the World, luego de que varios de sus directivos fueran encarcelados por pinchar ilegalmente los teléfonos de miles de personas. ¿Por qué lo hacían? Para adornar con el toque exclusivo de la intimidad y de la chiva, los reportes sobre quienes en medio de la angustia se convierten en noticia. Como por ejemplo, los sufrimientos de una familia, a la cual un desquiciado le secuestró y asesinó a su pequeña hija.

Rupert y su hijo James tuvieron que declarar ante el parlamento británico. Por el momento no hay cargos contra ellos, pero el escándalo empieza a afectar a los accionistas. La compañía ha perdido US $ 5000 millones de valor en bolsa. La Junta, para corregir lo que debió prevenir, acaba de contratar a un grupo de expertos para estudiar cómo proteger el patrimonio de los accionistas.

Tom Perkins es miembro de la Junta Directiva de News Corp y también lo fue de Hewlett-Packard. Le fascinan los manejos subterráneos. Luego de la salida intempestiva de un par de presidentes ejecutivos en HP, Perkins llevó a Mark Hurd a la presidencia de HP y a la junta de News Corp. Fue una corta estadía: Hurd tuvo que renunciar a ambos cargos en medio de una investigación que la junta de HP le hizo por malos manejos. Perkins también salió de la Junta de HP por promover un sistema de espionaje y de escuchas ilegales al interior de la empresa. ¿Qué relación tiene con las escuchas ilegales que han costado a NC millones de dólares? Aun no hay indicios.

El desgobierno en NC es evidente: Una de las principales funciones de la junta directiva es la formación de sucesores. Murdoch tiene 80 años y no hay señales de quien lo podría suceder y tampoco de que él quiera dejar su cargo de Presidente. Nombra a su antojo a sus tres hijos en cargos de la compañía, como si fuera su único propietario. La Junta opera más como un comite de aplausos.  Sus miembros son nombrados por Murdoch y cada uno tiene algún compromiso con él, incluido el ex Presidente del gobierno español, Jose Maria Aznar, quien está muy calladito ante un “follón” que como Director debió evitar.

Con razón los accionistas de NC ven con preocupación los recientes hechos ¿Se lo buscaron? A la hora de invertir se debe estudiar la independencia y calidad de los miembros de la junta, la calidad del equipo gerencial, la capacidad de manejar diversidad de opiniones, la creatividad, la transparencia y ortodoxia con que se manejan las crisis. El éxito de las empresas en el largo plazo depende más del historial de sus equipos directivos que del sector en que operan o que de sus resultados económicos recientes.

El desgobierno cuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co