Blog

De Prendedor a Emprendedor

Por: Ricardo Mejia Cano.

Formamos Prendedores: jóvenes que terminan sus estudios universitarios sin ninguna formación práctica. Su única opción es buscar un empleador al cual “prenderse” cual garrapata. Necesitan aprender lo que ya deberían haber aprendido. Los Emprendedores exitosos por el contrario, gracias a su conocimiento y experiencia, reconocen nichos y oportunidades. Tienen contacto con el mundo real, la visión y el empuje para iniciar una nueva empresa. ¿Cómo preparar Emprendedores exitosos en lugar de Prendedores?

En Colombia había en 1982 por cada cinco empleados menores de 30 años uno independiente, ahora hay un independiente por cada empleado. La necesidad nos está llenando de emprendedores sin éxito. Según un estudio presentado el pasado 20 de enero por Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el 84% de los Emprendedores en Norteamérica lo hacen porque ven oportunidades nuevas de negocio, sólo el 13% lo hace por necesidad. En Latinoamérica el 40 % lo hace por necesidad y 59% porque descubre una oportunidad. De los 34 países que participaron en el estudio (Ecuador, Perú, Brasil y Argentina de LA), Perú, Ecuador y Uganda mostraron las Tasas de Empresarismo Activo (TEA) más altas: 40.3, 27.2 y 31.6. Colombia debe tener cifras similares. El desespero nos induce a montar empresas. Quien, por no tener otra alternativa, vive de vender gaseosas a través de una ventana de su casa, figura como empresario.

Necesitamos empresarios que descubran nuevos nichos de mercado, que ideen nuevos productos y servicios, tanto para el mercado local como para el internacional. Muchas universidades pretenden que con la introducción de la cátedra de “Emprendimiento” se soluciona el problema. No es suficiente.

La universidad no puede seguir desligada de la práctica empresarial. Urge introducir una revolución en la educación y promover la formación estudio-trabajo, con el fin de que profesores y estudiantes conozcan las oportunidades de nuestro medio empresarial. Con la velocidad de los cambios actuales, nada envejece más rápido que un título universitario. Estamos destinados a estudiar permanentemente, si queremos mantenernos actualizados en los desarrollos que a diario tienen lugar en el mundo. ¿Entonces porqué separar estudio y trabajo?

La academia debe aprender a hacer industria. Un primer paso sería invitar a los industriales a participar en los Consejos Directivos de las universidades. Y la industria debe aprender a innovar, hacer investigación y desarrollo en forma económica y eficiente, aprovechando la academia para ello. Otro paso sería invitar a los académicos a las Juntas Directivas de las empresas.

En conversación con el Director Mundial de Investigación y Desarrollo (I+D) de la farmacéutica anglo sueca AstraZeneca , le pregunté porqué tenían los centros de investigación en ciudades esparcidas por todo el mundo: “Buscamos ciudades con universidades con especialidades específicas, y hacemos convenios con esas universidades para aprovechar sus experticias en nuestros proyectos de I+D”. El Foro Económico Mundial mide anualmente la colaboración de la academia y la industria como un índice de desarrollo de los países.

Al emprendedor hay que darle la posibilidad de aprender a distinguir entre una idea y una oportunidad de negocio. Esto se facilita cuando adquieren conocimiento y practica en forma simultánea. Según el estudio de GEM la TEA más alta se encuentra en jóvenes entre los 25 y 34 años de edad. Debemos promover que salgan de la universidad con una idea, y que en sus primeros años de trabajo confirmen si es una oportunidad de mercado. La Andi, con el liderazgo y carisma del Dr. Luis Carlos Villegas, podría promover con La Asociación Colombiana de Universidades un gran pacto de colaboración entre industriales y academia, de tal manera que la industria facilitara la participación de los estudiantes en semestres de industria (Mínimo dos para cada profesión) y que las universidades pusieran a disposición de la industria su capacidad en investigación y desarrollo.

El país necesita aumentar sus tasas de crecimiento. Formar Emprendedores exitosos en lugar de Prendedores puede ser el mejor aporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co