Blog

Destorcer el Ser

Por: Ricardo Mejía Cano

En el 2002 David Ulrich había acumulado 8 millones de millas de tanto viajar en avión dictando conferencias, presentando sus libros y asesorando empresas. Forbes y Business Week lo habían calificado como uno de los consultores empresariales de mayor influencia a nivel mundial. Para Ulrich, imposible contradecirlo, el éxito de las organizaciones depende de su grupo humano. Su obsesión ha sido establecer un sistema de medición que indique como los progresos de una organización se sustentan en el conocimiento y capacidad de ejecución de las personas. Tanto viajar, hablar, medir, comer y falta de ejercicio se transformaron en 50 kilos de sobrepeso, una embolia en una pierna y un alejamiento completo de los valores del individuo. Era hora de parar y analizar como destorcer el ser.

Se bajó del pedestal de la fama y se fue a trabajar con un grupo de misioneros mormones en Québec, Canadá. Tuvo nuevamente tiempo para convivir con la gente, escuchar sus angustias, aspiraciones y motivaciones individuales; valores que un líder debe conocer y sin los cuales difícilmente puede conducir una organización. Ulrich quería entender cómo las metas, educación y talento de un individuo se adaptan y aprovechan en una organización, cómo la responsabilidad individual se convierte en “accountability” para la organización. Después de tres años de misionero, Ulrich ha salido de su mundo de meditación, lleno de conocimientos sobre los valores del ser, para enfrentar el mundo real, y de golpe comprender ¡que el mundo real debiera ser el que acaba de dejar!

El conocimiento y su correcta aplicación representan el 50% del valor de una organización, así no aparezcan en la contabilidad. Desde que el matemático Paccioli diseñó para los Medicci como contabilizar su fortuna, los contadores han sido incapaces de modernizar la filosofía contable. Edificios, máquinas, vehículos, etc., lo que miden los actuales estados financieros, están al alcance de todos, no crean diferenciación. El liderazgo, el conocimiento, la capacidad de ejecución, la innovación, todo lo que los contadores han sido incapaces de medir, es lo que le da valor a las organizaciones. Para los contadores el saber, los principios del individuo, su capacidad de acción y de interactuar con otros no tiene ningún valor… contable.

Una debilidad de muchas organizaciones es la incapacidad de adaptarse a los cambios en la tecnología, de la competencia, de los gustos y necesidades de la población, etc. Ulrich escribió hace cinco años que la dificultad de las organizaciones para implementar el cambio no radicaba en un desconocimiento de lo que había que hacer, sino en una falta de disciplina para hacerlo. Su reciente experiencia de austera convivencia y dedicación al servicio de los demás, le han permitido madurar sobre los motivadores del cambio. Ha comprendido, como hemos aprendido muchos en la práctica, que si no se conocen las razones por las que un individuo se opone al cambio, es difícil diseñar fórmulas para lograrlo.

Los mormones deben ser excelentes profesores. Se hacen preguntas para las que cada uno de nosotros debía buscar respuesta: cómo darle sentido a la vida, con curiosidad insaciable se preguntan que hay tras el día a día, son contradictores incansables de la felicidad basada en la riqueza material, el poder, la belleza y la fama.

Sí como ejecutivo, administrador o profesional quiere, como Ulrich, entender la naturaleza del ser, no tiene que buscar a los mormones; nuestros marginados y sus angustias pueden ser el polo a tierra al que necesita conectarse. Programe una bajada de su pedestal y confronte sus aspiraciones. Enriquézcase con nuevas ideas. Arriésguese a destorcer su ser. Se llenará de argumentos para reorientar su vida y su empresa.

One thought on “Destorcer el Ser

  1. Geosaludo…Uno de los principales obstáculos de los directivos paisas es la adaptabilidad. Son muy cerrados a sus costumbres, no entienden que nada es eterno en el mundo, que lo único constante es el cambio.
    Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co