Blog

El Legado

Por: Ricardo Mejía Cano

Un estudio realizado recientemente por Ernst & Young y la organización Family Business Network entre 280 empresas familiares de 33 países, 60% de ellas en manos de tercera o posterior generación y un poco menos de la mitad con más de 1000 empleados, da luces de las razones de éxito de muchas de ellas.

Durante muchos años las EF se consideraron empresas sin “glamour” y de menor importancia que las de propiedad accionaria abierta. Esto ha empezado a cambiar a medida que aquellas han adoptado las mejores practicas de gobierno corporativo, con la visión del largo plazo y compromiso característico de las EF.

El estudio muestra que una sexta parte de las empresas encuestadas creció por encima del 15%, otra sexta parte creció entre el 10% y el 15% y la tercera parte creció entre el 5% y el 10%. Es decir el 60% de las empresas encuestadas, la mayoría de Europa y EEUU, crecieron por encima del 5%, en regiones y épocas que se han caracterizado por una severa crisis financiera.

Para los encuestados una de las principales razones del éxito es su visión del largo plazo, resumida por uno de los entrevistados de manera simple y contundente: “La compañía no la heredamos de nuestros padres, es de nuestros hijos y por el momento estamos a cargo, con el compromiso de entregársela en el futuro más próspera y reluciente”.

Otra razón de éxito es su compromiso de atraer y retener el mejor talento y elaborar planes de sucesión a todos los niveles. Reto grande para las EF, pues las obliga a tratar igual a familiares y no familiares. Un encuestado respondió: “Los días cuando el apellido era una calificación para un cargo ejecutivo, son cosa del pasado”.

Según el estudio las EF que están en manos de la primera o segunda generación tienen mayores dificultades para atraer y promover el talento no familiar. Por el contrario las empresas en manos de la tercera generación o posterior, entienden mejor que el talento no va necesariamente ligado al apellido. “El haber sobrevivido al menos en dos sucesiones y la dilución de los egos que con frecuencia transmiten muchos fundadores, hacen la cultura familiar más abierta, permitiendo a los no familiares hacer carrera ejecutiva hasta la cúspide.”

La positiva influencia en la generación de empleo y de riqueza de las EF ha despertado un marcado interés de los gobiernos de Europa, EEUU y Asia por entenderlas mejor y promover políticas para su desarrollo. Alemania se destaca por la cantidad de EF medianas y pequeñas, que gracias a su alta tecnología y formación de su personal, son proveedoras de productos sofisticados para el mercado mundial.

Para el experto John L. Ward la mortalidad de las EF en el paso de la primera a la segunda generación, de la segunda a la tercera y de la tercera a la cuarta, es del 70%, 87% y 97% respectivamente. Todo parece indicar que en algunos países ésta tendencia esta cambiando, gracias a mejores practicas de gobierno de las EF. Así muchos tatata…ranietos recibirán el legado de sus antecesores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co