Blog

¿Está el Norte al Sur?

Por: Ricardo Mejia Cano

Moreno, así le dice Lulla, contó a los asistentes cómo surgió la idea: en una conversación, Lulla le habló al Presidente del BID sobre la importancia de trabajar en la integración regional: “las mejoras que alcancen nuestros países individualmente serán pasajeras si no mejoran todos los países de la región. Urge promover mayor intercambio comercial interregional”. Moreno dijo entonces a Lulla, ayúdeme usted y organicemos el Primer Foro de Inversión Brasil Colombia. La idea se convirtió en realidad hace dos semanas en Bogotá y además de Lulla, Santos y Moreno, contó con la presencia de más de 500 empresarios, incluidos los más destacados Cacaos de ambos países.

Con EUA en crisis y Europa en dificultades tan grandes que ya muchos economistas están proponiendo la eliminación del Euro, en el Foro se planteó que el futuro de nuestro desarrollo, el Norte de nuestros países, dependerá de cómo nos integremos hacia el Sur.

Para los empresarios colombianos lo difícil de exportar a Brasil no son los aranceles a la importación de productos, sino las barreras no arancelarias: Controles de precios, estándares técnicos, restricciones especiales, etc. Un estudio publicado por “The Economic Journal” cuantificó dichas barreras: efectivamente son mucho mayores en Brasil que en Colombia. Sería bueno que en el próximo Foro Brasil Colombia, anunciado ya por el BID, se profundizara sobre tan importante tema.

No será una integración fácil. Como decía el Ex Presidente Uribe: “en lugar de una frontera común de 1800 km, nos separa una Pared”. El 60% de los US $ 1000 millones que Colombia exportó a Brasil en el 2010 eran productos manufacturados. Estos pagaron un arancel equivalente al 7.6% y unos fletes del 17.5%. A juzgar por el valor de los fletes, Uribe se quedó corto: más que una pared tenemos una Muralla. Los empresarios interesados en el mercado del Brasil deberán estudiar cómo montar producción allí, si quieren ser verdaderamente competitivos.

Los avances en la integración son notorios: mientras entre 1994 y 2005 la inversión brasileña en Colombia fue de sólo 93 millones de dólares, entre el 2005 y el 2010 más de 30 importantes empresas brasileñas invirtieron aquí US $ 775 millones. Igualmente en este último periodo la inversión de empresarios colombianos en Brasil fue de US $ 605 millones. Venía de niveles cercanos a cero.

En Marzo del 2010, cuando Santos era Ministro de Defensa, ambos países plantearon el deseo de buscar “complementación industrial en el área militar”. Inmediatamente se empezó a trabajar en un acuerdo, por el cual Colombia sería proveedor de piezas para el KC-390, avión militar que construirá la brasileña Embraer, para competir al Hércules C-130 de la estadounidense Lockheed Martin. Por eso, con todo y su carisma, no dejó de ser una bellaquería cuando Lulla dijo en el Foro que con Santos se iniciaba una nueva era, ya que antes no había suficiente confianza. Los empresarios y los militares brasileños si la tenían.

Descontando la canallada de Lulla con Uribe, su intervención fue moralizante: los gobiernos deben presupuestar primero la alimentación infantil, luego la educación, después infraestructura, gasto militar, justicia, etc. El principal activo de un país está en la calidad de la infancia.

La intervención de Germán Efromovitch ratificó la gran confianza de los empresarios brasileños en Colombia. Cuando se inició como empresario en Brasil hace 39 años, la inflación diaria era del 3%. En esa época, explicó con mucho humor, era más barato viajar en taxi que en bus, ya que éste había que pagarlo al subirse, mientras el taxi al bajarse. Efromovitch resaltó la seguridad que siente en Colombia por su excelente manejo macroeconómico.

Para encontrar nuestro Norte en el Sur, tendremos que modificar la brújula. Será un proceso largo y de alta ingeniería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 321 77 77 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co