Blog

101 Cuentos

Por: Ricardo Mejía Cano

Se encontraron de manera casual, en la iglesia. Ninguna tenía más de 28 años. Todas querían abandonar la ciudad. Eran siete, pero sin compañía masculina no tenía sentido aislarse. Pronto encontraron tres jóvenes, quienes no dudaron en unirse al programa. Se fueron a una finca a echar cuentos. Así se aislaron y se olvidaron de la tragedia que vivía la ciudad. En total fueron 101 historias, condensadas en un libro que fijó el rumbo de una nueva cultura, cambió la manera de ver el mundo.

Era la época en que los descendientes de Genghis Khan controlaban la Ruta de la Seda, pues sus dominios se extendían desde Asia hasta Rusia, Constantinopla y Crimea en el mar Negro. Por otro lado, los genoveses dominaban el comercio desde Crimea hasta el norte de Italia. Así fue como la peste negra viajó de Asia a Italia.

La peste redujo la población mundial de 475 a 375 millones de habitantes. Las condiciones de higiene y conocimientos médicos de la época poco ayudaron en la lucha con tan mortal enemigo. La población más afectada fue la del campo, lo cual generó un cambio radical en la tenencia de la tierra. La nobleza, que vivía de arrendar sus tierras a los campesinos o de esclavizarlos, se vio sin ingresos y forzada a vender sus propiedades a quienes lograron sortear de manera exitosa la crisis, principalmente comerciantes. Al reducirse la mano de obra en el campo, los campesinos que sobrevivieron tuvieron mayor poder de negociación. El resultado fue una mayor movilidad social. Así se formó una clase pudiente, que buscaba reconocimiento patrocinando las artes y las ciencias.

Como no había suficiente mano de obra, las tierras menos fértiles las dedicaron al pastoreo de ganado, aumentando la oferta de proteína, que hasta entonces era escasa. Así se produjo una mejora sustancial en la alimentación.

Mil seiscientos años antes Aristóteles había manifestado que todo fenómeno tenía una causa, y que el ser humano sería capaz de encontrar la explicación a cualquier evento. Ante la incapacidad de la religión de explicar un fenómeno tan arrasador, la población rescató a Aristóteles y empezó a buscar las explicaciones racionales a la peste. Así empezó una de las transformaciones más importantes de la humanidad: el RENACIMIENTO.

Hoy, como en el S. XIV, la humanidad enfrenta una amenaza que podría tener efectos impensables. Es difícil predecir cuánto costará en hambre, muerte y destrucción. Mientras más gente piense que es una “gripita” fuerte, más destrucción tendremos. Es urgente aterrizar a estos lunáticos.

Pero en la medida que aprovechemos el espacio de reflexión a que nos está obligando el virus, el mundo podría salir renovado.

Los gobiernos populistas, incapaces de ver la gravedad de la amenaza, terminarán desprestigiados por los daños mayores que sufrirán en sus países. El sistema democrático actual también necesita cambios y muy seguramente estos se empezarán a producir.

Es de esperar una mayor solidaridad internacional, especialmente en la lucha contra la inequidad y mayor colaboración científica.

Debemos aprovechar para mejorar las capacidades productivas nacionales y disminuir la dependencia de cadenas de suministro foráneas. Sectores como textil, confección, calzado, juguetería y repuestos para vehículos podrían recuperar la posición que tuvieron en el pasado, con la consecuente disminución en los índices de desempleo y un alivio en la balanza cambiaria.

Después de la tempestad vendrá la calma, nos debemos preparar para un mundo nuevo, lleno de retos y oportunidades. Aprovechemos para escribir el nuevo DECAMERON, echemos los 101 cuentos que marcarán nuestro nuevo renacer .

One thought on “101 Cuentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(57) (4) 322 16 20 (57) 313 759 19 19 Oficina
Cra 25 No. 12 Sur - 59 Of. 231 Medellín - Colombia
info@sdj.com.co